Tegucigalpa.- El diputado del Partido Anticorrupción, Walter Banegas, al referirse a la declaratoria de emergencia para depurar la policía Nacional señaló que, “lo que estamos viendo es que la depuración policial no es una emergencia de un decreto”.

Banegas, aclaró que el PAC, mira con preocupación ese decreto porque es posible que no se respete el debido proceso, el derecho a la defensa y la presunción de inocencia, “y esto podría ser grave porque al final le traerá repercusiones al Estado”, indicó.

El legislador expresó que “el hecho que se le conceda en este decreto atribuciones al Ejecutivo para despedirlos, basado en causas y criterios subjetivos, a aquellos policías que supuestamente están vinculados con la actividad delictiva, no le limita el derecho a ejercer las acciones judiciales correspondientes, a fin de probar todo lo contrario”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *