Berta Isabel Zúniga Cáceres, hija de la activista ambientalista asesinada Berta Cáceres, rechazó hoy que la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih), investigue la muerte de su madre “al no tener facultades” para intervenir en el caso”.

Cáceres lamentó así que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, “obviara” sus peticiones al anunciar ayer, poco después de reunirse con ella, que la Maccih investigará si hubo corrupción política o económica en el asesinato de su madre a petición del Gobierno de Honduras.

“Aclaramos (ayer en reunión con Almagro), nuestro deseo de que no sea la Maccih la que investigue el caso de mi mami, pero sin embargo han planteado todo lo contrario. Esto me preocupa como también me preocupa la confusión que esto crea a una comunidad que está expectante a lo que pasa en torno al caso”, dijo Berta Zúniga Cáceres en un comunicado emitido hoy por el Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil).

“La CIDH es el único órgano con experiencia y competencia en violaciones de derechos humanos, correspondiéndole, por lo tanto, apoyar técnicamente en investigaciones de este tipo. No puede delegarse este trabajo a la Maccih, al ser ésta creada para atacar redes y casos de corrupción y no contar con facultades suficientes para intervenir en el caso”, sostiene Cáceres en su nota.

La CIDH todavía no se ha pronunciado sobre esta petición, que se discutió ayer en una reunión de trabajo privada entre Cáceres, los comisionados y, según el relato de la joven de 25 años, “subalternos de la secretaría de Seguridad, de la Procuraduría de la República y de la secretaría de Gobernación y Justicia de Honduras”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *