Otro Supermartes de elecciones primarias en Estados Unidos para los demócratas y los republicanos aumentó las distancias entre los candidatos y afirmó a los preferidos para la nominación de ambos partidos.

Se votó en Connecticut, Delaware, Maryland, Pennsylvania y Rhode Island, cinco estados del noreste del país.

Donald Trump amplió sus opciones de conseguir la candidatura republicana en EEUU con cinco victorias decisivas en todos los estados, mientras que la ex secretaria de estado Hillary Clinton amplió su ventaja en la carrera demócrata con triunfos en cuatro estados.

De los 2383 delegados que requiere el Partido Demócrata para la nominación, la precandidata a convertirse en la primera mujer presidente de EEUU consiguió hasta el momento 2117, mientras que su único adversario, Bernie Sanders, suma 1330 adhesiones.

Por el Partido Republicano, el ansiado número es 1237. El magnate Donald Trump obtuvo hasta el momento 954, el segundo en la puja es Ted Cruz que se alejó con 562 delegados y John Kasich con 152. Ese partido tenía en juego 118 delegados en este Supermartes, y el empresario neoyorquino salió ganando.

El estado de Rhode Island fue la excepción para los demócratas, donde Bernie Sanders obtuvo el 55% de los votos por sobre Hillary Clinton con el 43%. En el caso republicano, Trump ganó como en los demás estados con más de un 30% de distancia con respecto a los otros candidatos.

“En lo que a mí me concierne, esto ya se ha acabado”, dijo Trump en un acto en Nueva York, en referencia a la carrera para ser el candidato republicano y con vistas a las elecciones presidenciales de noviembre.

Dos días después de que sus rivales en la contienda republicana, Ted Cruz y John Kasich, anunciaron un pacto para tratar de evitar que Trump consiga los delegados necesarios para asegurarse la nominación, el magnate ganó en el noreste del país.

Trump dijo que aunque en Nueva York tuvo una “gran victoria, la de hoy fue distinta” porque cada estado tiene sus particularidades, y afirmó que este miércoles se desplazará al estado de Indiana para continuar con su campaña electoral.

A Hillary Clinton le restan sólo 266 delegados para la nominación y Donald Trump necesita 283 más para alcanzar el objetivo

En sus declaraciones a los periodistas insistió varias veces en la posición ventajosa que tiene en la carrera republicana a pesar de que comenzó enfrentándose a otros dieciséis aspirantes y ahora solo quedan tres, Ted Cruz, John Kasich y él mismo.

“Va a ser más fácil derrotar a Clinton que algunos a los que he ganado ya”, afirmó Trump, triunfalista y pensando ya en las elecciones presidenciales de noviembre próximo.

En la contienda republicana solo quedan por votar diez estados, y varios de ellos tienen un perfil poco favorable a Trump, como Nebraska, Montana y Dakota del Sur.

Por su parte Hillary Clinton volvió sobre la idea de la unión y aseguró que “tanto si apoyan al senador Sanders como a mí, hay mucho más que nos une de lo que nos divide”.

La próxima parada de estas elecciones primarias es el etsado de Indiana, donde votan demócratas y republicanos el 3 de mayo próximo.

Tomado de Infobae.com

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *