Tegucigalpa.- Para el politólogo Miguel Cálix, tanto Libertad y Refundación (Libre) como el Partido Anticorrupción (PAC), son hijos de la crisis política de junio de 2009 que derivó en la salida del poder de Manuel Zelaya, además, ambos partidos fueron producto de una modificación del patrón posicional de la política nacional, en los cuales los liderazgos son claros en base a una persona.

“Aunque se diga que Libertad y Refundación tiene un componente importante dentro del Partido Liberal o PAC son personas que rechazaban la política. Estos dos partidos tienen que aceptar de forma natural los avatares del contexto político hondureño, uno que hay una mayor demanda de democracia interna y segundo el difícil manejo de democracia interna en organizaciones políticas cuyo principal liderazgo es personal”, expresó.

Asimismo, dijo que de nadie es desconocido que en Libre, aunque tenga una estructura, su principal líder es Manuel Zelaya y en PAC aunque es una organización de muchas personas el liderazgo de Salvador Nasralla es esencial.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *