La empresa privada y el Instituto de Conservación Forestal firmaron un convenio para sembrar un millón de plantas y contrarrestar la deforestación que ha ocurrido en los bosques del país, debido al daño que ha ocasionado el gorgojo descortezador.

“Realmente vamos a plantar la cantidad de un millón de árboles por fases, la primera fase la haremos en la Reserva Biológica Misoco, en el área de Francisco Morazán y en esa misma fase la Reserva Biológica del Chile, que queda entre el departamento de Danlí y Francisco Morazán”, explica Joel Salgado de Lufussa.

El 80 por ciento del millón de árboles que se van a plantar son pinos, el otro 20 por ciento son árboles de hoja ancha o arboles latifoliados, que son necesarios para zonas de microcuencas, ya que toman bastante líquido y lo que se busca es contraatacar el tema de la escases de agua y del gorgojo que está atacando al pino.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *