“Nosotros no somos jueces, ni tenemos, ni podemos judicializar, porque no es nuestra competencia ni tenemos ninguna responsabilidad en esto, porque no somos autoridad para encarcelar a nadie en este proceso de depuración”, dijo el miembro de la Comisión Depuradora de la Policía, Alberto Solórzano.

Exigió al Ministerio Publico, al Tribunal Superior de Cuentas y a La Corte Suprema de Justicia, para que emprendan acciones en el caso de que alguien depurado resulte con responsabilidades.

Solórzano dijo que también tienen una serie de indicios fuertes de comisionados de sub comisionados que están involucrados en actos irregulares, y que se está evaluando de gente vinculada a situaciones ilícitas, pero que exigen a la autoridad a salir al paso, que se presenten los requerimientos y que cumplan el rol de acusar e investigar y por lo tanto deducir responsabilidades.

Recalcó que “no es posible que gente que está vinculada a espacios de crimen organizado se vaya de la institución con sus prestaciones, ellos tienen derecho, pero policías que están infiltrados con una serie de actividades ilícitas, cómo es posible”, dijo, remarcó que eso no puede ocurrir en la depuración”.

Por lo que señaló que se debe dejar un precedente para que estos policías y futuros policías no se involucren en actos ilícitos y que el mensaje debe de ser contundente, para que desde esos espacios no se aprovechen de la autoridad para delinquir, concluyó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *