En Junio se intensificaran las deportaciones con el visto bueno del presidente Barak Obama, lo que implicaría un mayor número de hondureños repatriados desde el país norteamericano y vendría a agravar la situación en el país, detalló Carlos López Contreras, ex canciller de la Republica.

“Infortunadamente un masivo retorno de hondureños afecta a todos, ellos tienen derecho de regresar a su país, pero prefieren estar fuera donde son productivos y pueden generar ingresos y ayudar a sus familiares”, expresó López Contreras.

Según el ex canciller, es un problema para cada hondureño que se encuentra en esas circunstancias porque se cruzan dos tipos de derechos, el de Estados Unidos a admitir y mantener a quien tenga su soberanía y el derecho de un inmigrante a buscar un nuevo destino conforme a lo que lo establecen los Derechos Humanos.

“Es un conflicto pero que en definitiva se resuelve por la vía de la potestad soberana del Estado donde están viviendo las personas, de permitirles continuar viviendo ahí o deportarlos”, aseguró López Contreras.

Detalló que es un problema de tipo social, familiar y ético, pero se espera que se pueda superar cuanto antes, ya que están en una época electoral en Estados Unidos.

“Esperamos que se resuelva a favor, en el sentido que la población hondureña no sea objeto de deportaciones masivas”, concluyó el ex canciller.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *