“Me imagino a Callejas administrando presupuesto, y a Mel entonando La Camelia con los Tigres del Norte”, expresó el diputado liberal Darío Banegas, al referirse a la posibilidad de que los dos ex presidentes de la República, regresaran a ser presidentes de nuevo del país.

El diputado liberal por el departamento de Cortes, Ángel Darío Banegas, manifestó en un tono sarcástico que él se imagina al expresidente Rafael Leonardo Callejas y a Manuel Zelaya Rosales, al primero, administrando los recursos del estado si ganaran la presidencia de la república en caso que la reelección fuera una realidad, en el país, y al segundo, en referencia a la personalidad de Manuel Zelaya, cantando La Camelia, con el grupo musical Los Tigres del Norte.

“No extraño a Callejas administrando presupuestos, ni a Mel entonando La Camelia con Los Tigres del Norte”, Manifestó el diputado.

Para el parlamentario, la reelección presidencial en Honduras, no es necesaria según su criterio, ni en este momento hay condiciones, porque como país se tienen una serie de problemas que hay que buscarles solución de manera rápida y oportuna, enfatizó.

El político declaró que, “hay que ir a elecciones y preguntarle al pueblo sobre una renovación de liderazgos, que en este país se necesitan para abrir las ventanas de la esperanza”, sostuvo.

Darío Banegas aclaró, que en los estatutos del Partido Liberal, no existe el término de la reelección presidencial y dijo que lo que se despenalizó en la Corte, es hablar de reelección, por qué en el país hasta eso estaba prohibido, por tanto dijo que una cosa es que se hable de reelección y otra cosa es que se conviertan en reeleccionistas.

Banegas señaló que su trabajo como caricaturista le permite ver las cosas desde otra óptica, así mismo se refirió a Manuel Zelaya como una persona que esta afanado por volver a ser presidente de Honduras y lo calificó como alguien con sed de poder, como corresponde a un cacique rural.

Sobre el tema de la reelección Banegas mostró su preocupación, por que aseguró que el partido Libre y Nacional, se pueden poner de acuerdo y reglamentar una supuesta reelección, por que coinciden en el panorama electoral, “porque a ambos les gusta el mismo plato” aseguró.

El diputado concluyo que los partidos Libre y Nacional, les gusta mucho comer la misma comida, con la única diferencia que a Libre, le gusta el plato caliente y a los nacionalistas les gusta el mismo plato, pero frio, refiriéndose a que a ambos partidos les encanta la concentración de poder.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *