Mohamed Alí falleció anoche en un hospital de Phoenix, Arizona a los 74 años de edad, luego que fue ingresado desde el pasado jueves por problemas respiratorios.

Se mantuvo por 32 años luchando contra la enfermedad de Párkinson, y sin duda su existencia deja una huella imborrable en el mundo, ya que su nombre trascendió entre muchos en la escena del boxeo.

En 1978 se convirtió en el primer hombre en ser 3 veces campeón del mundo de los Pesos Pesados, su primer título fue en 1964 y luego en 1974.

La leyenda del boxeo se retiró en 1981 con un record de 56 victorias y solamente 5 derrotas, siendo sin discusión el mejor de todos los tiempos.

Se dice que el boxeador, vencía a sus contrincantes inclusive antes de que la pelea comenzara, esto de forma psicológica, ya que el comenzaba a hablar sobre las debilidades de su opositor, haciendo que estos se sintieran desde ya derrotados.

Alí no fue solamente uno de los grandes del boxeo, sino también un personaje multifacético, convinó el boxeo con la lucha política, la religión y un gran sentido del humor.

Debido a su labor, se convirtió en símbolo que unificó las personas con su mensaje de libertad, paz e igualdad entre todas las personas.

Este hombre será recordado por generaciones, tuvo un efecto tan transformador en la comunidad estadounidense que lo catapulta no solo como una gran boxeador, sino también como un gran ser humano.

Sin duda alguna será recordada como uno de los personajes icónicos de esta época.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *