Ante la llegada de los desembolsos millonarios de la Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, el seguimiento a la Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) y la intención de algunos congresistas de bloquear la cooperación de Estados Unidos a Honduras, ha trascendido que el gobierno ha decidido asignar a Arturo Corrales en la embajada en Washington.

Con su amplia experiencia en mediaciones sin importar el partido que gobierna, Corrales ha logrado ser reconocido en el área política y empresarial como el principal negociador y mediador en conflictos, es por ello que se ha asignado este puesto para beneficio de Honduras.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *