Tegucigalpa.- El comisionado presidente del Comité Nacional contra la Tortura, Tratos Crueles Inhumanos, o Degradantes (CONAPREV), Orle Aníbal Solís, anunció que al menos unas cinco mil presos recobrarían su libertad, si el presidente de la República sanciona la reforma al Artículo 184 del Código Procesal Penal.

Según el presidente de esa organización, en los últimos años los jueces no tenían discrecionalidad de dictar medidas distintas a la prisión en un catálogo de 21 delitos, y ese atraso obligó a que las cárceles del país se saturaran de personas.

Para Orle Solís, actualmente hay una cantidad considerable de casos en los que los procesados pueden defenderse en total libertad y la reforma que el Congreso Nacional aprobó es muy positiva dijo.

“En este momento las cárceles están totalmente llenas de gente humilde, gente pobre, que muchas veces no saben leer, ni escribir, y están encerrados ahí porque no pudieron pagar en su momento una defensa”, indicó.

Solís informó, que entre las personas que clasifican para ser indultados son: los mayores de 90 años, así como otros que se encuentran en silla de ruedas, al igual que aquellos que padecen enfermedades terminales.

“Si el nuevo Código Penal, establece que los privados de su libertad, no necesitan más de 20 constancias como sucede en la actualidad para poder lograr el indulto, entonces que se encamine el proyecto para beneficiar a estas personas” refirió.

Destacó que con la nueva medida, se busca que los reos sean una carga menos para el Estado, porque el sistema carcelario del país tiene una serie de falencias en distintas áreas, desde médicos, hasta psicólogos, atenciones que los privados requieren con regularidad.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *