El operador privado que manejará la distribución y cobro en la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE), pondrá en marcha las llamadas tarjetas prepago que permitirán a los usuarios ser los reguladores de su propio consumo de energía y así saber cuánto gastan y ahorran.

“Usted compra una tarjeta y se la introduce a su medidor y usted va viendo cuanto consumo tiene”, mencionó el presidente del stenee, Miguel Aguilar.

La idea es que el usuario tenga control del consumo de energía en su caso y en el contador.

“Creo yo que allí ellos tienen que educarse también, saber que aparatos están utilizando porque hay aparatos que tienen un gasto enorme como la ducha, la plancha, la estufa”, dijo Aguilar.

Con una tarjeta prepago la familia puede saber con precisión cuanto es el consumo diario, distribuir la iluminación en el lugar y hasta saber en qué hora la energía es más barata.

“Tenemos que ir aceptando algunas cosas que son modernas, en otros países ya lo hacen y nosotros casi como las tarjetas prepago tenemos que aceptarlo pues y tratar de aprender a consumir”, mencionó Benjamín Zepeda, defensor del consumidor.

El operador privado que mañana asumirá el control del área de distribución, ya tiene un mapa para controlar el consumo personal y empresarial desde la central.

Este asumirá el control del área de distribución que incluye la instalación y reparación de medidores, la lectura, facturación, cobro y atención al cliente.

La idea aquí es ordenar la distribución de energía, pero más allá de eso, es que el abonado tenga conciencia de lo que consume pero sobre todo de lo que le están cobrando.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *