Durante el encuentro privado se dialogó sobre la cooperación para la lucha antidrogas entre ambos países.

Washington. El presidente Juan Orlando Hernández se reunió este miércoles con el subsecretario del Despacho de Narcóticos Internacionales y Aplicación de la Ley, William Brownfield.

El encuentro se realizó en esta ciudad de Washington, durante el segundo día de intensas reuniones que cumple el gobernante hondureño.

Ayer martes Hernández se reunió con una decena de congresistas y senadores y sostuvo un encuentro bilateral con el secretario de Estado, Rex Tillerson, con quien dialogó sobre migración, derechos humanos e inversiones, entre otros temas.

La reunión con Brownfield ha sido fundamental por la lucha contra el narcotráfico que libra Honduras y que ha permitido obtener excelentes resultados, los cuales han sido reconocidos en el último informe sobre la Estrategia Internacional de Control de Narcóticos 2017, elaborado por el Departamento de Estado y entregado al Congreso de este país.

Este informe destaca la lucha frontal contra el narcotráfico y contra el lavado de activos y otros delitos financieros.

De acuerdo al informe: “El Gobierno de Honduras avanzó en 2016 para hacer frente a deficiencias de larga data en sus instituciones civiles de seguridad y justicia”.

Y reconoce que “el Gobierno de Honduras siguió tomando medidas para aumentar la capacidad para contrarrestar y combatir el tráfico de estupefacientes en 2016”.

Presencia en Centroamérica

En su condición de subsecretario de Estado para Antinarcóticos y Seguridad, Brownfield fue el primer funcionario de alto rango que visitó al presidente Hernández días después de haber asumido el poder.

Durante la visita, el 11 y 12 de febrero de 2014, el zar antidrogas garantizó que Estados Unidos trabajaría de manera estrecha en la lucha contra el narcotráfico, aunque advirtió que el esfuerzo demoraría muchos años.

En marzo de 2013 Brownfield también estuvo en Honduras para anunciar el lanzamiento de la Fuerza de Tarea de Crímenes Mayores, con un fondo de 16.3 millones de dólares.

Un año antes, en marzo de 2012, Brownfield también había visitado Tegucigalpa para recorrer barrios y comunidades golpeadas por la violencia. En la visita se analizaron iniciativas ciudadanas antidrogas y temas de seguridad financiados por la Iniciativa de Seguridad Regional de América Central (CARSI).

Estos recursos iban dirigidos a capacitar, entrenar y equipar fiscales e investigadores y así hacer frente a la violencia, lavado de dinero, programas antimaras para jóvenes en riesgo, investigaciones a maras criminales, entrenamiento de policía comunitaria, investigación de la escena del crimen y seguridad fronteriza.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *