Esta obra de 45 millones de dólares de los cuales el Estado comenzará a pagar 21 millones de lempiras a partir de este año al Banco Interamericano de Desarrollo, es objeto de críticas de parte del ex asesor presidencial Marvin Ponce, quien reclama por la onerosa deuda contraída y la inutilidad de la misma.

“Eso pone en manifiesto realmente que no hay seriedad en este proyecto y los capitalinos nos sentimos estafados realmente con ese proyecto porque al final de los impuestos de los capitalinos es que vamos a pagar ese proyecto y el gobierno central debe tomar cartas en el asunto para ver el alcance de este proyecto”, puntualizó.

Ponce además señaló la deforestación en la zona de construcción, que nunca se llevó a cabo la compra de los autobuses y que la construcción no se realizó en el tiempo establecido.

“Es un proyecto que está mal diseñado, un proyecto excesivamente caro lo he dicho en reiteradas oportunidades”, sostuvo el actual regidor capitalino Rafael Barahona.

En tal sentido Barahona indica que, “esta corporación municipal lo que está haciendo es buscándole soluciones no solo a los ciudadanos que transitan en transporte público sino que también a todos los ciudadanos que pagan sus impuestos, que andan sus vehículos particulares y que deben ser una solución verdaderamente integrada”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *