“Las penas por incendios forestales previstas ahora se están revisando, pero se harán en torno a los 12 años de prisión porque es una de las mayores desgracias que le puede pasar a este país”, expresó la consultora internacional Esther Hava.

Agregó que si este país tiene una riqueza y un potencial de desarrollo, el futuro está en su medio ambiente y en la diversidad biológica y el incendio probablemente es uno de los comportamientos más devastadores para ambas cosas, el incendio no es solamente acabar con un bosque.

“El incendio acaba con el bosque, con los animales que viven en él y con el equilibrio ecológico del ecosistema del bosque, entonces no es solamente que no se pueda repoblar en poco tiempo los árboles quemados es que los animales que vivían allí se han perdido, las aguas que pasaban por allí probablemente se han resecado el cauce, en fin es uno de los peores atentados que puede sufrir el medio ambiente y Honduras tienen que proteger su medio ambiente porque es su futuro”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *