Centenares de personas que se dirigían a realizar trámites, se encuentran apostadas frente a las instalaciones del Registro Nacional de las Personas, en la ciudad de Tocoa debido a que el dueño del inmueble ordenó el cierre por falta de pago.

Ante las protestas de los pobladores que llegaron a reclamar sus tarjetas de identidad, a 72 horas del proceso electoral, los personeros de esta dependencia estatal reconocieron que el problema se inició con el enojo del propietario del edificio que ellos alquilan para operar, pues tienen varios meses de no pagarle.

Sin embargo, consideran que la culpa no es de ellos, sino de los funcionarios de la Secretaría de Finanzas que no han hecho efectivos los desembolsos correspondientes para honrar los compromisos de pago.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *