¨Nosotros nos hemos convertido en un país de segunda mano donde la mayoría de la población, usa ropa de segunda, zapatos, herramientas, estamos hablando de un sinnúmero de artículos del hogar también son de segunda, por eso se ve una proliferación de estos comercios ¨manifestó Ismael Zepeda analista del Foro Social para la Deuda Externa de Honduras, (FOSDEH).

El incremento de la compra de productos de segunda mano se debe a que la población no tiene capacidad de pago y esto según el sector empresarial tiene repercusión en negocios de ropa y otros productos nuevos.

Eliseo Castro importador de mercadería nueva considera que ¨la falta de poder adquisitivo en la población da cómo resultado que la ropa nueva, de fabrica, tenga tan poco auge frente a la ropa denominada ¨americana¨, que viene en fardos con precios muy bajos y que se ha tornado en un auge en beneficio de los vendedores y en perjuicio de las empresas y comercios establecidos que venden productos completamente nuevos¨.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *