“Los jóvenes no estaban haciendo nada malo, los jóvenes que están no son ningunos delincuentes, ni son ningunas personas que tenían raptada la Universidad, aquí la única persona que la tiene raptada es Julieta Castellanos, ella es la que debería estar enchachada de pies y manos y no nuestros hijos”, indicó Gloria Pacheco Arias madre de una de los estudiantes detenidas en la UNAH.

Aseguró que su hija no estaba haciendo nada malo, “ellos estaban en una asamblea informativa que iban a tener y ellos son los que fueron secuestrados de sus aulas por la policía, quienes quebraron las ventanas con las bombas lacrimógenas”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *