“Se trata en este caso de la aplicación de la forma más agravada de este delito, que puede llevar una condena mínima de seis años y una máxima de nueve años”, manifestó el vocero , de la MACCIH Juan Jiménez Mayor.

“Teodoro Bonilla, uso el cargo para hacer denuncias inexistentes, nombrar allegados y presionar a jueces y magistrados, es decir llegó al Consejo de la Judicatura para afectar la independencia judicial”, apuntó Mayor.

Señaló que Teodoro Bonilla es funcionario que afectó la independencia de jueces y magistrados, que abuso de su posición para seguir a jueces y empleados, que no obedecieran sus órdenes.

El vocero indicó que ninguna autoridad nacional o internacional puede presionar y establecer mecanismos que busquen torcer la justicia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *