“Estaríamos hablando de unos 520 millones adicionales en relación a los 4 mil millones que ingresaron el año pasado”, apuntó el presidente del Cohep Luis Larach.

Indicó que, “no debemos de depender de las remesas, la prioridad es continuar trabajando en atraer inversión y mayor generación de empleos”.

“Estamos por un lado contentos con ese incremento, pero por otro lado preocupados porque los hondureños no podemos continuar descansando en estos recursos que implican un costo fuerte de desintegración familiar y eventualmente problemas de inseguridad”, apuntó.

Según el análisis económico las remesas tienen un alto significado en la economía hondureña al representar el 20 por ciento del Producto Interno Bruto.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *