Cuero y Salado (Atlántida).- Los inviernos crueles para Gloria Zoneida Rubio y sus cuatro hijos pasaron a la historia porque a partir de hoy la familia cuenta con una vivienda digna y, por si eso fuera poco, además forma parte del Programa de Cría de Especies Menores que le permitirá mejorar su calidad de vida de manera ostensible.

El programa Vida Mejor, en la primera fase de intervención en la comunidad de Cuero y Salado, conlleva una inversión superior a los 2.3 millones de lempiras para beneficiar a más de 1,100 personas y en ese grupo se encuentra Gloria Rubio, una de las tantas madres de familias que hoy agradecen al presidente Juan Orlando Hernández por la ayuda que reciben.

“Cuando llovía tenía que correr a cambiar la cama y tapar la ropa; tenía problemas con el lodo, los zancudos; fue una etapa de mucho sufrimiento”, relató Gloria.

Sin embargo, dijo que su vida cambió de manera considerable cuando Vida Mejor decidió construirle su casa y ahora ella y sus hijos “tenemos mucho que agradecer, porque este es un sueño cumplido”.

El sueño cumplido

Pero el caso de Rubio es solo uno de los muchos que el Gobierno del presidente Hernández mejoró en Cuero y Salado, entree ellos el de Lilian Roxana Ávila Meraz.

“Me siento feliz porque tenemos una casa digna, vivíamos en una barraca de madera, que si la Standard hubiese venido a recoger su madera, nosotros nos quedamos en la calle, pero hoy tenemos nuestra propia casa”, dijo Ávila Meraz.

“Soy una mujer muy feliz, porque con eso que nos ha dado el presidente vamos a superarnos. Toda mi vida había deseado tener mi casa y hoy el presidente me ha hecho realidad este sueño”, dijo Ávila Meraz.

Para Rufino Rigoberto Solís, la labor del presidente Hernández en todo el país es algo que vale reconocer.

“Me siento agradecido y contento por el beneficio que nos ha traído a la comunidad. Ahora ya no voy a tener que andar para arriba y para abajo evitando el agua cuando llueve”, indicó.

Solís comentó que las crías de especies menores “algunos las tienen y eso representa un avance para ellos; nadie había hecho esto por los pobres. Es algo que ningún presidente había hecho y se lo agradecemos con el corazón”.

El plan de asistencia

El lote de asistencia del presidente Hernández entregado hoy comprende 25 viviendas, 27 pisos de cemento, 29 techos, 40 filtros de agua y 40 ecofogones.

También se entregaron 50 proyectos de huertos familiares con riego por goteo y 10 de crías de especies menores, para abarcar una inversión superior a los 2.3 millones de lempiras y beneficiar a más de 1,100 personas.

La primera visita del presidente Hernández a la región se dio en la Semana Santa pasada, cuando el mandatario se comprometió a atender las peticiones de ayuda de los pobladores.

Otro de los beneficiados, Walter Jiménez, dijo que se sintió más que feliz cuando el presidente Hernández y la primera dama, Ana García de Hernández, visitaron la casa que le construyó el programa Vida Mejor.

“Señor presidente, es algo que no podemos agradecerle de ninguna manera, lo que usted ha hecho por todos nosotros”, dijo mientras el gobernante supervisaba la cría de 14 gallinas y un gallo del proyecto de especies menores que también le entregaron, así como un sistema de riego por goteo para el cultivo de sandía.

“La alegría de la gente es lo que nos permite a nosotros seguir trabajando para el bienestar de los más pobres”, le respondió Hernández, que por segunda vez en el año acude a la región.

El programa Vida Mejor asiste desde hace seis meses a la aldea de Cuero y Salado, y además de construir viviendas y entregar todos los productos a cientos de familias, también se planifica convertir a la zona en un atractivo turístico.

La fase de intervención también implica reparar y fortalecer el único medio de transporte entre Cuero y Salado y La Unión, un viejo tren que permite a los pobladores acudir a la aldea o municipio más cercano para obtener los productos de primera necesidad, salud y educación, entre otros aspectos necesarios para su vida diaria.

Servicio de energía eléctrica

Por otra parte, Cuero y Salado ya cuenta con el servicio de energía eléctrica, que fue una de las peticiones expuestas al mandatario hace seis meses, cuando él y su esposa visitaron la región.

El proyecto lo concluyó la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE) el pasado 15 de septiembre y representa un gran avance en materia de beneficio para los más de 2,000 pobladores de la comunidad.

En el trabajo se destaca la colaboración de todos los habitantes, tomando en cuenta que la mano de obra para la instalación de los postes fue aportada por los pobladores.

El gerente de la ENEE, Jesús Mejía, confirmó la finalización del proyecto y que se han estado haciendo pruebas desde el pasado 15 de septiembre, buscando ofrecer un proceso de transmisión sin fallas a una región que no contaba con ese vital servicio.

El proyecto tuvo una inversión de 1.300.000,00 lempiras y beneficia a 85 familias, dijo Mejía.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *