Tegucigalpa.- Ante las intensas lluvias e inundaciones las autoridades de la Secretaría de Salud intensifican las acciones de vigilancia de leptospirosis a nivel nacional.

Hasta la semana epidemiológica número 40 del presente año, se han atendido en los diferentes establecimientos de salud un total de 262 pacientes con sospecha de padecer la enfermedad, confirmándose 26 casos acumulados en lo que va del año.

Siendo Cortés el de mayor incidencia, la región Metropolitana de San Pedro Sula, Atlántida, El Paraíso y Santa Bárbara, Francisco Morazán, Intibucá, Copán, Metropolitana del Distrito Central y Comayagua.

Actualmente en el país se presentan condiciones climáticas como intensas lluvias e inundaciones que incrementan el riesgo en la transmisión por lo que se hace necesario alertar y fortalecer los mecanismos de vigilancia para que se realicen oportunamente las medidas de prevención y control necesarias.

La Leptospirosis es una enfermedad zoonótica endémica, reemergente, de distribución universal con presentación ocasionalmente epidémica dependiendo de factores como el clima, la constitución del suelo y la exposición del humano al contacto directo o indirecto con los reservorios naturales. En Honduras es una enfermedad endémica tanto en la población humana como animal, consolidándose de esta forma como un problema de salud pública.

Las especies de reservorios más afectadas son los roedores y los animales domésticos especialmente el perro, el ganado bovino y porcino. Como consecuencia de la infección, la Leptospira coloniza los túbulos renales de los reservorios y son eliminados por la orina, convirtiéndose en portadores urinarios transitorios.

Hay dos formas de transmisión de la Leptospirosis la indirecta que ocurre por contacto de las mucosas o piel lesionada con agua, lodo o terreno contaminado con orina de animales infectados; también a través de la forma directa por contacto con sangre, tejidos, órganos y orina de animales infectados y en raras ocasiones por ingesta de agua o alimentos contaminados.

Los síntomas de la Leptospirosis son fiebre de aparición repentina, dolor de cabeza, escalofríos, dolor intenso en las pantorrillas y en los muslos y afección pulmonar con o sin hemorragias; por lo que se recomienda a la población que presente estos signos acudir de inmediato a los establecimientos de salud.

Medidas de prevención

La población debe evite nadar en aguas que pueden estar contaminadas, asimismo es necesario el uso de botas, guantes y delantales al momento de realizar cultivos agrícolas, labores de limpieza en alcantarillas, destazadores y otros relacionados.

Es muy importante identificar las aguas y los suelos que puedan estar contaminados y proceder al drenaje de las mismas, también hay que promover entre la población la importancia de la higiene domiciliaria y comunitaria para evitar la proliferación de roedores, con medios físicos, químicos y biológico para garantizar el saneamiento básico del ambiente.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *