El Real Madrid decepcionó y empató sin goles en su último partido contra el modesto Olimpic de Xátiva, un equipo de Tercera División, en la mayor sorpresa de los dieciseisavos de final de la Copa del Rey.

El equipo dirigido por Carlo Ancelotti, que contó con Iker Casillas, Sergio Ramos, Karim Benzema y varios jugadores de la primera línea, no pudo imponerse ante un rival que nunca en su historia, pudo estar siquiera en la segunda categoría del fútbol español.

El conjunto de la capital española, no término de adaptarse al césped sintético del pequeño estadio denominado La Murta, en el que apenas pudo generar ocasiones de peligro.

Sin Xabi Alonso, fuera de la convocatoria por precaución, Sami Khedira lesionado, Gareth Bale, con gripe, y Cristiano Ronaldo sancionado, el Real Madrid frenó una racha de cinco victorias al hilo en competiciones domésticas.

Isco fue el mejor jugador del encuentro pese a que se mostró errático en el último
pase. Mientras tanto, Angel Di María no terminó de conformar al entrenador Ancelotti y juveniles como Alvaro Morata o Jesé Rodríguez apenas desequilibraron en el frente ofensivo.

El Olimpic, por su parte, sumó su octavo encuentro al hilo sin recibir un gol y disfrutó el empate como si fuera el título de la Liga de Campeones.

El partido de vuelta se jugará el 18 de diciembre en el Santiago Bernabéu, el Real Madrid tendrá que ajustar la intensidad en su fútbol para ganarse un lugar en los octavos de final.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *