Omar Rivera, miembro de la Comisión Especial para la Depuración y Transformación de la Policía Nacional de Honduras, instó a todos los hondureños a “velar porque lo logrado durante el proceso de reforma policial no sea revertido en los próximos años”.

“Esto se puede caer en un segundo; por tal razón, el pueblo debe estar atento a que el proceso de profilaxis y reingeniería implementado en la Policía Nacional no se venga abajo” señaló.

Rivera, especificó como “trascendentales logros” la evaluación de la totalidad de oficiales, agentes y personal auxiliar de la Policía Nacional; la cancelación de más de 4500 miembros de la carrera policial en 21 meses de gestión depuradora; la aprobación de la nueva Ley Orgánica de la Secretaría de Estado en el Despacho de Seguridad y de la Policía Nacional de Honduras, y Ley de Carrera Policial; y la modernización de los programas educativos, mejora en la infraestructura y renovación del staff de docentes del Instituto Tecnológico Policial (ITP) en La Paz.

Asimismo, se destacan como avances el fortalecimiento del sistema de inteligencia e investigación criminal, y la edificación de dos modernos laboratorios criminalísticos en Tegucigalpa y San Pedro Sula; y la instauración de una rigurosa metodología de certificación del recurso humano que labora en la entidad a través de la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (DIDADPOL); entre otros.

“No debemos permitir que se interrumpa esta exitosa labor de transformación de la Policía Nacional; no debemos quitar el dedo de la llaga” expresó.

El depurador indicó que “los ciudadanos deben auditar el comportamiento y el desempeño de la nueva cúpula policial a fin que no se aparten de la ruta trazada”; agregó que “si observamos con atención y vigilamos con rigor, seguro seguiremos reedificando esta institución que pode décadas fue golpeada por la falta de confianza y credibilidad”.

Omar Rivera, culminó subrayando que “los procesos de depuración y transformación deben extenderse a otros entes que conforman el sistema de seguridad y justicia en el país, tal es el caso de las Fuerzas Armadas, el Ministerio Público (MP) y el Poder Judicial y la red carcelaria”.

“Todo el sistema debe depurarse, reformarse y fortalecerse; para que funcione con efectividad frente a las bandas del crimen organizado, la delincuencia común y las redes corruptas que operan en el país” terminó exteriorizando.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *