SÃO PAULO.- La Organización Panamericana de la Salud (OPS) emitió una alerta internacional sobre la fiebre amarilla y destaca que los números de casos en animales y humanos en América es el mayor en décadas. Hizo un llamado especial para los brasileros y defendió el uso racional de la vacuna en tiempo de escasez.

El documento de la OPS señala que entre enero de 2016 y diciembre de 2017, siete países y territorios de la región de las Américas han notificado casos confirmados de fiebre amarilla: El Estado Plurinacional de Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana Francesa, Perú y Suriname. Durante este periodo, se notificó el mayor número de casos humanos y epizootias registrada en la Región de las Américas en décadas. El incremento observado está relacionado tanto al ecosistema favorable que propició la diseminación del virus así como a la existencia de población no inmunizada.

En Brasil, después del brote de fiebre amarilla registrado entre el segundo semestre de 2016 a

junio 2017, con 777 casos confirmados, 261 defunciones y 1.659 epizootias; sobrevino un periodo con escasa transmisión en humanos.

Ya en el mes de enero fueron confirmados varios casos nuevos y fallecimientos por causa de la enfermedad.

La OPS/OMS insta a los Estados Miembros a que continúen con los esfuerzos para inmunizar a

la población a riesgo y para que realicen las acciones necesarias para mantener informados y

vacunados a los viajeros que se dirigen a zonas donde se recomienda la vacunación contra la

fiebre amarilla.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *