Bruselas, Bélgica.- En base a la nueva ley contra el sexismo, un joven debe pagar una multa de 3.000 euros por insultar en la calle a una policía por su condición de mujer.

Si la multa no es pagada en el plazo legal estipulado el hombre deberá cumplir su pena en prisión por un mes.

Se trata de la primera vez que un caso de ofensa machista en el espacio público recibe una condena en Bélgica tras la entrada en vigor de la ley contra el sexismo, que prevé una multa de 500 euros por ofensas sexistas en la calle, que puede elevarse a un total de 6.000 euros.

El hombre fue acusado de atentado grave a la dignidad de una persona por motivo de su sexo, ultraje y amenazas por insultar a una agente de tránsito en junio de 2016 por su condición de mujer, después de que ésta le diera el alto por cometer una infracción, de acuerdo a lo que informó el periódico local Le Soir.

Publicado originalmente por adndigital.com.py

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *