Los migrantes hondureños que deseen salir del país, “deben cumplir” primero con las leyes nacionales para que lo hagan de manera ordenada.

Orlin Cerrato, inspector general de la Policía Nacional, se refirió de esa forma, a la supuesta caravana que saldría esta semana desde la costa norte del país, rumbo a los Estados Unidos.

El 13 de octubre anterior, la primera caravana partió desde San Pedro Sula rumbo a los Estados Unidos, no obstante, la mayoría de los viajeros se encuentra todavía en condiciones precarias en Tijuana, México.

Otro grupo importante de migrantes, unos 7,200, según cifras oficiales, decidió regresar a Honduras bajo el programa “Retorno Seguro”, que impulsa el gobierno de Juan Orlando Hernández.

“Estamos de acuerdo que la migración es un derecho de la humanidad, sin embargo, ésta debe ser de forma ordenada y respetando las leyes de cada una de las naciones”, reiteró hoy Cerrato, en un foro televisivo.

En el ámbito nacional, todas las autoridades aglutinadas en el Comité Nacional en Movilizaciones Masivas (Conapremm) analiza la dinámica de trabajo que van a realizar de manera coordinada de llegarse a concretar esa caravana, indicó.

De igual manera, a nivel regional, en especial en el Triángulo Norte conformado por Honduras, Guatemala y El Salvador, se ejecutan acciones conjuntas a partir de la primera caravana, informó.

“Hemos estandarizados programas de carácter operativo en especial en los puntos fronterizos de los tres países”, puntualizó.

Aclaró que no van a parar a un hombre o una mujer que pretenda salir por las aduanas, “pero vamos a exigir que esas personas cumplan con nuestras leyes”.

Muchos portan documentos falsificados y luego se descubre que algunos de ellos son parte de grupos del crimen organizado, reveló.

Vulnerables

Asimismo, advirtió a las personas que se movilizan en estas caravanas, los riesgos a los que se enfrentan.

“La mayoría de esa gente es sumamente vulnerable como los niños, mujeres, discapacitados y adultos mayores, y algunos de ellos han sido víctimas del tráfico ilegal de personas”, expresó.

Los países en tránsito de los migrantes también están tomando una serie de medidas, como en el caso de México, señaló.

Las autoridades aztecas exigen que el migrante llene un formulario con todos los datos personales, entre otras demandas. “Pero lo mejor es que los migrantes se queden en casa”, sugirió.

DATO

7,200 migrantes hondureños han retornado al país.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *