diciembre 4, 2020

El laboratorio de criminalística de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) inaugurado por el presidente Juan Orlando Hernández, es el mejor de Centroamérica, así lo catalogó el director de esa institución, Rommel Martínez.

La inversión del inmueble de la DPI, ubicado en la capital, es de 5 millones 180 mil dólares, fondos financiados por la Tasa de Seguridad Poblacional.

Asimismo, con fondos de la Tasa de Seguridad se invirtió en la adquisición de 205 automotores para la Policía Nacional, entre ellos: vehículos pick up (tipo paila), microbuses y camiones, que serán asignadas a las distintas oficinas regionales en todo el país.

Martínez especificó que en el inmueble se podrán tomar las huellas balísticas, la revisión de la portación de armas y el examen biométrico de las personas detenidas.

“En las áreas técnicas que cuenta con los laboratorios de criminalística, Honduras está a la vanguardia en Centroamérica”, apuntó.

Citó que existe un laboratorio moderno que es el de San Agustín en San José, Costa Rica, pero en las áreas técnicas que “nosotros atendemos estamos en primer lugar”.

Reducir impunidad

“El laboratorio de criminalística nace por la necesidad de disminuir la impunidad en el país, con pruebas técnicas y científicas para acusar a los implicados de cualquier hecho criminal de manera objetiva”, afirmó.

En el caso de Tegucigalpa, dijo que no se puede cuantificar cuántos casos se podrán resolver, pero sí se puede garantizar que los procesos de investigación científico serán ágiles y contribuirá a identificar a los hechores y judicializarlos logrando una justicia expedita.

“La población debe de tener la confianza que la seguridad la estamos construyendo entre todos. En la DPI tenemos todos los instrumentos necesarios para que las investigaciones y las acusaciones tengan todos los sustentos probatorios”, indicó.

El jerarca de la DPI puntualizó que antes existían condicionantes para el tema de la investigación, judicialización y la ansiada justicia en la población.

Añadió que “antes se estaba muy apegado a la prueba testifical, que un determinado momento es susceptible de varios condicionamientos como el hecho del temor, de no ser veraces en su totalidad y el hecho mismo de la desconfianza que existía en las instituciones”.

Un éxito en San Pedro Sula

En octubre de 2017 entró en operaciones el primer laboratorio de criminalística en la zona norte y desde esa fecha, Martínez precisó que “los informes que fueron enviados a la Fiscalía desde 2017 y la comparamos con la que hubo en 2018, hay un aumento de más de 4,000 causas enviadas al Ministerio Público (MP)”.

“Antes no teníamos muchos medios probatorios, pues solo se estaba sujeto a la declaratoria de un testigo, por eso muchas causas se perdían”, remarcó.

En el tema del registro del ADN, el funcionario policial subrayó que quedó exclusivamente a la Dirección Nacional de Medicina Forense, órgano con el que se trabaja a la par.

Reforzó que la diferencia entre los laboratorios con que cuenta la DPI con los de Medicina Forense son 11 áreas técnicas que Medicina Forense no tiene.

Y en el caso de Medicina Forense cuenta con áreas médicas.

Asimismo, dijo que tienen áreas entrelazadas como la balística y la de documentación.

Personal calificado

Los 155 miembros que laboran en el moderno laboratorio criminalístico de la capital, fueron capacitados 18 meses en países como Chile, Estados Unidos, Rusia, China, Colombia, México y otras naciones cooperantes.

En el caso del laboratorio de San Pedro Sula, pormenorizó que laboran más de 80 personas.

El laboratorio de criminalística de Tegucigalpa cuenta con áreas de química forense, balística forense, identificación técnica, documentación forense, retrato hablado, topografía forense, unidad de procesamiento de la escena del delito, video forense, rastreo y análisis de armas.

Asimismo, áreas de municiones y explosivos, fotografía forense, topografía forense e informática forense.

Datos torales

– Por primera vez en el país se cuenta con una Policía científica que reúne los estándares mundiales.

– Los servicios de investigación criminal son los más modernos de Centroamérica.

– Con el apoyo de los laboratorios de criminalística, la DPI podrá proporcionar elementos probatorios, gestionar y constatar la existencia de un hecho punible, identificar a víctimas y responsables en menos tiempo; así como determinar el grado de participación y responsabilidad de los mismos.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *