noviembre 27, 2020

En el marco de la nueva política de transformación del sistema educativo del país, el presidente Juan Orlando Hernández realizó una supervisión de los trabajos de remodelación concluidos del centro de enseñanza Cristo del Picacho, ubicado en el Valle de Amarateca, Distrito Central.

Esta importante obra educativa, en la cual se invirtieron 6 millones 338 mil 583 lempiras, beneficiará a más de 2,510 habitantes, miembros de 502 familias.
Además, en el desarrollo del proyecto ejecutado por el Instituto de Desarrollo Comunitario Agua y Saneamiento (IDECOAS), se generaron 61 empleos directos y 215 indirectos.
“Me siento muy satisfecha y lista para recibir a los alumnos con un nuevo año y con una nueva cara del edificio”, dijo con emoción la profesora y directora del centro escolar, Hilda Cruz Ochoa.

Consideró que el alumno llegará más motivado porque se ve diferente el edificio.

Asimismo mencionó que en el presente año escolar recibirán a unos 1,000 estudiantes.
“Esto es de agradecer, porque se está viendo que los centros educativos están prosperando gracias a la voluntad del presidente Hernández”, reconoció la educadora.
Por su parte, la presidenta del Gobierno Escolar, Andrea Madariaga, de 14 años, subrayó que “la escuela quedó demasiada bonita y no me esperaba algo así, está increíble y ahora podemos tener las mejores condiciones pedagógicas para recibir el pan del saber”.
Recordó que hace solo unos meses “no teníamos ni pupitres y hoy estamos con una autoestima muy elevada. Agradecemos al presidente Hernández por dejar este centro educativo muy bello”.

El ministro de Educación, Arnaldo Bueso, aseveró que este es un ejemplo de una serie de intervenciones en términos de mejoramiento de infraestructura escolar que viene en los próximos años en el país.

“Una inversión de esta naturaleza no se puede descuidar, hay que asegurar que se cuide, se mantenga y que permanezca así de cuidada. Esta es una contribución fundamental para el desarrollo educativo del país”, expuso Bueso.

Un ejemplo a seguir

El presidente Hernández destacó que en esta comunidad “hemos encontrado un ejemplo a seguir y si me lo permiten, vamos a documentar cómo han venido trabajando en conjunto, porque son un modelo a seguir en el resto del país”.

“Este centro educativo servirá también para otras actividades de beneficio para toda la comunidad”, agregó.

Aseguró además que con esta intervención social “estamos buscando que la comunidad se apropie, lo cuide y lo siga mejorando”.

Bondades

En el proyecto se ejecutaron obras de infraestructura de acuerdo a las especificaciones del plan maestro de educación, para poder brindar a los estudiantes, maestros y personal administrativo, instalaciones óptimas que permitan un ambiente favorable para el aprendizaje.
Según el informe de IDECOAS, se repararon 14 aulas y un módulo sanitario junto con la reconstrucción del muro perimetral.

Además, el reacondicionamiento y equipamiento de la sala de computación, suministro de mobiliario escolar como ser pupitres, armarios escolares, mesas y sillas, construcción de muro de contención de bloque de concreto reforzado con cerca metálica, así como construcción y equipamiento de área infantil de juegos, entre otras obras complementarias.

Frases
“Esto seguirá ocurriendo y tenemos que enfatizar el empoderamiento de la gente en torno a las escuelas. Es vital que la comunidad esté comprometida con este proyecto”. Alberto Solórzano / pastor y miembro de la Confraternidad Evangélica de Honduras (CEH).

“Es un orgullo y honor. Esto implica que tenemos que estar unidos con los padres de familia. Esta escuela era diferente, hacían falta muchas cosas, pero hoy hemos visto el cambio”. Sofía Ortiz/ presidente de los padres de familia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *