El alcalde capitalino Ricardo Álvarez declaró hoy que uno de los principales logros de su administración es haber reducido la vulnerabilidad de la ciudad con la construcción de grandes obras de mitigación como ser El Berrinche, El Reparto y El Bambú.

“Este año no hubo ni una tan sola muerte a consecuencia de lluvias, de deslizamientos, de derrumbes y eso es una buena noticia para nuestra ciudad capital, para mi es cerrar con broche de oro mi administración, porque se trata de salvar vidas, cosa que le hemos puesto especial, pero especial interés”, manifestó.

Entregar el 25 de enero con esa buena noticia, dejando atrás las muertes que año con año se presentaban a causa de las lluvias es uno de los principales logros de su gestión, aseguró el alcalde capitalino que está a pocos días de entregar la comuna capitalina que rectoró por ocho años.

Recordó que los proyectos de mitigación es un trabajo que emprendió desde el comienzo de su administración tocando las puertas de organismos internacionales para logar el financiamiento de grandes proyectos que hoy son una realidad en la capital.

El Berrinche, El Reparto y El Bambú se construyeron con el apoyo de la Agencia de Cooperación Internacional de Japón, Jica, mientras que las pequeñas obras de mitigación en zonas vulnerables de la ciudad se ejecutaron con el apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE, informó.

“Gracias al gobierno de Japón logramos invertir la cantidad de aproximadamente 250 millones de lempiras, en obras de mitigación que durante el invierno pasado demostraron su efectividad, dejando entonces a la capital, si bien es cierto antes identificada como una de las ciudades más vulnerables, ahora una que hemos reducido importante porcentaje su vulnerabilidad al crear estas tres obras”, manifestó.

“Lo que antes denominábamos una bomba de tiempo en la capital en el Cerro del Berrinche, hoy en ese sector, al igual que en El reparto y El Bambú, los capitalinos pueden ver una serie de canales y de obras de infraestructura que algunas son visibles y otras son subterráneas, pero que salvan la vida de miles de personas”, expresó.

Agregó que a la par de los grandes proyectos como El Berrinche y El Reparto, con el apoyo del, se han hecho pequeñas obras de mitigacion en barrios y colonias vulnerablems que han sido beneficiadas con el Plan 100×100, cien obras en cien días que se ejecutaron con el apoyo del Banco Centroamericano de Integración Económica, BCIE.

“Son pequeñas obras que tienen que ver con la vida de la gente, una simple cuneta, un vado, un muro de contención, una calle de acceso para poder salir en caso de serios problemas, mejoran su calidad de vida y les ayuda a vivir más seguros”, aseguró.

Informó que actualmente se trabaja en la construcción de 50 proyectos más de este tipo, por lo que al finalizar su administración habrá inaugurado 150 obras de esta naturaleza.

“Con estos proyectos logramos mejorar la calidad de vida del más pobre, porque son en los barrios más pobres, en los barrios más vulnerables donde hemos llevado este tipo de proyectos”, aseguró.

El alcalde se mostró confiado de que su sucesor Nasry “Tito” Asfura junto a las autoridades del Comite Permanente de Contingencias, Copeco, continuaran las obras de mitigacion para disminuir la vulnersbilidad decla ciudad.

Además le hizo un llamado a los capitalinos no tiren los desechos a las calles o las vertientes porque esto ocasiona que los tragantes, las cunetas colapsen y provoquen grandes daños.

El alcalde indicó que los trabajos de mitigación están contemplados en el Plan Capital 450, el cual es el resultado de un consenso de diferentes sectores de la sociedad que visualizaron la ciudad que visualizaban al cumplir los 450 años de fundación.

Durante los últimos años, con el apoyo de varias instituciones como el BCIE, JICA y PNUD, se han desarrollado estudios para prevenir los desastres en la capital y se está trabajando en obras como El Berrinche y El Reparto, las que junto a los trabajos realizado en el sector del Bambú, son los más grandes trabajos que se han ejecutado en la capital en materia de mitigación.

Las obras en El berrinche y El Reparto tienen un costo de 13 millones de dólares equivalentes a 260 millones de lempiras, consisten en la construcción de pozos de inspección para succionar las aguas subterráneas a fin de estabilizar el suelo y evitar deslizamientos de tierra y rocas que podrían crear un dique en el río Choluteca.

Además contempla la construcción de los canales subterráneos que conectan pozos para que las aguas desemboquen en el río Choluteca y el levantamiento de un terraplén que servirá de soporte ante posibles movimientos de tierra y funcionará como un campo de fútbol para los vecinos del sector.

Tanto en el Berrinche y el Reparto se instalaron sistemas de vigilancia como ser inclinómetros, piezómetros, pluviómetros y extensómetros para tener un monitoreo permanente de la saturación del suelo.

Mientras que el Plan 100×100 benefició a unas 250 mil personas de barrios y colonias localizados en zonas de alto riesgo de Tegucigalpa y Comayagüela, cifra que se amplía en vista que en la actualidad se continúan ejecutando este tipo de obras.

Los cien proyectos en 100 días se realizaron en cuatro etapas y comprendieron la construcción de empedrado ahogado, rehabilitación de calles, obras complementarias, pavimentación de calles con concreto hidráulico, construcción de muros de contención, alcantarillado sanitarios, cunetas, vados, puentes, pisos, pasamanos, gradas, canales para aguas lluvias, cajas puente, huellas vehiculares, conformación y balastado de calles, y empedrado con piedra tallada.

Para la ejecución de este programa se seleccionaron las zonas más vulnerables de la capital como los barrios El Pastel, El Edén, El Chile, El Reparto, La Concordia, El Rincón, La Cabaña, La Plazuela, El Guanacaste, Los Profesores, El Bosque, Buenos Aires, La Ronda, Buena Vista, Las Mercedes y Miramesí, entre otros.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *