Cristiano Ronaldo se llevó a casa su segundo Balón de Oro, pero una vez más, los cracks del Barça acapararon también los focos en Zúrich.

Leo Messi se hinchó a firmar autógrafos y posó con muchos fans. Una curiosidad, fue que la mismísima madre de CR7, María Dolores dos Santos Aveiro, y sus hermanas, Katia y Elma, después de que derramaran lágrimas al ver cómo el crack del Madrid se emocionaba en el estrado acompañado de su hijo, Cristiano Junior, Dolores se presentó a Messi y le pidió sacarse una foto con él.

La madre del portugués se acercó de forma muy educada a Leo para presentarse, y el cuádruple Balón de Oro aceptó a la petición de tan inesperada admiradora como también después con las hermanas de Cristiano.
Un Cristiano encantador también Xavi y Neymar recibieron la petición de los familiares de CR7. Esas fueron unas de las escenas más comentadas entre la delegación culé en el viaje de vuelta en el ‘jet’ privado fletado por la FIFA.

La estrella madridista, pese a la tensión de la jornada, derrochó simpatía y se mostró cordial con los jugadores del Barça. Y se interesó por el motivo de la ausencia de Andrés. El manchego no viajó a Zúrich al estar recuperándose de una contusión en la rodilla izquierda sufrida ante el Atlético.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *