Tegucigalpa- El pleno del Congreso Nacional condecoro este jueves al presidente Porfirio Lobo con el galardón de Gran Cruz Extraordinaria y Placa de Oro, en el cual destacó que todavía hace falta mucho por hacer en Honduras, al tiempo que pidió solidaridad.

Lobo agradeció la oportunidad que Dios le dio de ser presidente de Honduras y a la prensa por ayudarle a gobernar en sus cuatro años.

“Honduras necesita más solidaridad entre todos, no somos los gobiernos los que vamos a hacer el ambiente de paz que se necesita”.

Recordó sus primeros días de gobierno, cuando los países no reconocían su posición como mandatario expresó “aprendí a querer a los pobres porque afuera no nos miran como que nos necesitan”.

El mandatario manifestó que “en la democracia sin la oposición, no se legitima uno”.

Señaló que no se puede seguir generando crisis, “la política es para hacer amigos y no enemigos”
El mandatario hondureño destacó también en su discurso los diferentes decretos y leyes aprobadas durante los cuatro años de gestión por el Congreso Nacional.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *