Tegucigalpa – Centenares de habitantes de varias colonias y barrios de la capital, que pertenecen a iglesias cristianas, se apostaron este jueves en los bajos del Congreso Nacional para orar, junto a sus pastores, por la paz de Honduras y en apoyo a leyes aprobadas por ese poder del Estado que están encaminadas a beneficiar a las familias más pobres del país.

Los participantes en la manifestación, pertenecen a las colonias Rodimiro Zelaya Fuentes, Villa Campesina, Sausique, Sagastume, Barrio El Pino y el sector de La Era y son miembros de iglesias evangélicas cuyos pastores se pronunciaron con mantas, carteles y voces a favor de la paz y del reino del amor en Honduras y decir no a la confrontación y la anarquía en Honduras.

Los manifestantes portaban carteles con mensajes en los que se pronuncian en contra del aborto y las drogas así como de apoyo a programas sociales como el Bono 10 Mil, Vida Mejor, Alimento Solidario para el Adulto Mayor, la Ley Fundamental de Educación al tiempo que expresaron un rotundo no a promover alianzas oscuras, entre otros.

La pastora Rebeca Salcedo, explicó que la manifestación es un acto de la Iglesia de Cristo para declarar que el reino de Dios se establezca en el país y que haya paz y amor entre los hondureños.

“Venimos a pedir a los diputados que legislen por dar mayor seguridad, salud y educación a la población y expresarle el respaldo de nuestros seguidores para que su labor sea favor del pueblo y que el país viva en unidad y paz”, recalcó.

Salcedo rogó a Dios tocar el pensamiento de los legisladores, para que en su gestión impulsen nuevas leyes en bien de la población e impedir que se vayan a derogar las iniciativas que se han aprobado para dar más seguridad, educación y salud, las que deben mantenerse.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *