Con el propósito de velar que los derechos de los niños y las niñas se respeten por parte de sus progenitores, y a su vez lograr un cambio de actitud entre los padres y madres que incumplan con su responsabilidades de garantizar los derechos humanos de la niñez, la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) y la Secretaría de Derechos Humanos (SEDH) unen esfuerzo para la realizar la Socialización del Reglamento e Implementación de la Ley para una Maternidad y Paternidad Responsable (MAPA).

Esta herramienta busca desarrollar las disposiciones legales contenidas en la Ley Mapa; Estableciendo los mecanismos para articular actuaciones de las diferentes instituciones cuyos mandatos se vinculan al cumplimiento y desarrollo de procedimientos, registros y demás instrumentos necesarios para la aplicación de la misma, para cumplir con las sanciones y acciones que establece para los padres y madres que no cumplan con su responsabilidad para asegurar los derechos de los niños y niñas.

El reglamento tiene como objetivo principal desarrollar las disposiciones de la Ley Especial para una Maternidad y Paternidad Responsable, a efectos de su aplicación, conforme a la Constitución de la República, legislación aplicable a la materia y los tratados, convenios y principios internacionales adoptados por el Estado de Honduras en materia de niñez.

También, viene a garantizar el cumplimiento de esta ley y las competencias que tiene cada institución del Estado, con el objetivo de exigir que las personas presenten el certificado libre de deuda alimentaria tal como lo describe el Artículo 30-G (Ley MAPA), para asegurar los derechos de los niños y niños cuando su padre y madre incumpla con el mismo, tendrán la limitante en el sistema financiero de no poder realizar trámites, en lo relacionado a las solicitudes de apertura de cuentas corrientes y de otorgamiento o renovación de tarjetas de crédito, como también cualquier otro tipo de operaciones bancarias o bursátiles, con la Comisión Nacional de Bancos y Seguros como ente regulador, Las municipalidades en relativo a las habilitaciones para apertura de comercios y/o industrias, el Instituto Nacional de Migración en lo relativo a la solicitud de Pasaporte, y La Dirección Nacional de Tránsito para las solicitudes de licencia de conductor o su renovación.

Para la DINAF es primordial esta normativa porque ayudará a la celeridad de que los infantes puedan ser inscritos en el Registro Nacional de las Personas (RNP) de manera inmediata para asegurar el derecho a un nombre o identidad, todo niño tiene derecho a una nacionalidad y a saber quiénes son sus padres.

Por tanto, este reglamento cuenta con principios generales que están orientados a garantizar la aplicación de la Ley MAPA mediante la celeridad, el debido proceso y garantías tales como la gratuidad, Interés Superior del Niño y la Niña, Legalidad, participación de la niña, niño y adolescente, registro inmediato y rigor científico, a fin de cumplir con esta Ley y proteger a la niñez ante la irresponsabilidad de muchos padres de no proporcionar su apellido a sus hijos, la cual establece que todos los niños y niñas de Honduras tendrán la garantía de ser inscritos con inmediatez consignándose en su acta de nacimiento el nombre de su padre y la madre.

La DINAF como la entidad rectora de generar las políticas públicas en materia de niñez y velar porque sus derechos se garanticen, hace un llamado cordial a las personas para que inicien a cumplir con su responsabilidad, en caso contrario se les aplicará la Ley, la cual ya está en vigencia, al igual que su reglamento.
En el proceso de socialización de esta preceptiva participaron las instituciones de gobierno como ser la Dirección de Niñez, Adolescencia y Familia (DINAF) Instituto Nacional de la Mujer (INAM) Secretaría de Derechos Humanos (SEDH), Registro Nacional de las Personas (RNP) Corte Suprema de Justicia (CSJ), Instituto Nacional de Migración (INM), Fiscalía de la Niñez y Dirección de Medicina Forense del Ministerio Público, y representante del Movimiento Visitación Padilla.

La DINAF motiva a las instituciones implementadoras de la Ley MAPA y su reglamento, así como a la población en general, especialmente a las y los progenitores, para que protejamos los derechos de las niñas y niños, en especial a ser inscritos de manera inmediata a su nacimiento y a cumplir con sus obligaciones, en procura del Interés Superior del Niño.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *