BUENOS AIRES. La sombra oscura y alargada de los sondeos se extiende sobre la candidatura de Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto (Juntos por el Cambio).

Ninguna encuesta apuesta por un resultado que le permita soñar al presidente de Argentina con superar la primera vuelta y disputar una segunda con la que aspirar a su reelección. Según todos los registros demoscópicos, este domingo Alberto Fernández (Frente de Todos), se impondría con un resultado demoledor que rondaría el 50% –o más– de los votos. De confirmarse, el elegido de Cristina Fernández de Kirchner para recuperar la Casa Rosada podría declararse presidente electo esa misma noche.

Superar el 40%, con una diferencia de 10 puntos sobre su seguidor, o alcanzar el 45 bastaría para que “los Fernández”, como se conoce a la pareja electoral, puedan celebrar una victoria. Los sondeos apuntan diferencias que alcanzan los 22 puntos o cómo mínimo se quedan, en un reflejo de las primarias, en torno a 17.

Los leales a Macri advierten de que ninguno se realizó después de la manifestación del pasado sábado en Buenos Aires, donde cerca de medio millón de personas ocupó la avenida 9 de julio para animar a su líder y convencerle de que «Sí se puede» darle vuelta a la elección. Tampoco se realizaron estos sondeos tras el segundo y último debate entre los candidatos, donde Mauricio Macri sacó pecho y se mostró relajado y contundente mientras a Alberto Fernández se le notaba el cansancio en el rostro, el cuerpo y los modos. Gestos de malhumorado y cruce de ataques con la corrupción del padre de Macri en medio y el botín de los gobiernos de Cristina Kirchner (Alberto Fernández fue su jefe de Gabinete) hicieron saltar chispas entre dos hombres ahora enfrentados política y personalmente. (Con información de Abc.es)

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *