Que el país se conduzca por la vía de la unidad y no de confrontación fue la petición con la cual se dirigió a Dios el Presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, El Pastor Alberto Solórzano en el traspaso presidencial esta mañana.

“Bienaventurada la nación cuyo Dios es Jehová, el Dios de Honduras es Jehová de los ejércitos, es nuestro Dios, el va delante de nosotros, el encamina la nación y estamos reclamando un nuevo tiempo, un nuevo momento, una nueva historia, una nueva Honduras, un nuevo Hondureño, te damos gracias que te haces presente no solo en este acto, sino en el corazón de esta nación” fue la oración del pastor.

Agradeció por el gobierno saliente al igual que por el nuevo gobierno y el nuevo gabinete “hemos orado por una nueva Honduras, y reclamamos que se levante, que el nuevo gobierno encamine por la ruta de la unidad y no de la confrontación, por la ruta de la justicia, de la misericordia y de la entrega a Dios, encamine esta nación hacia un nuevo momento”.

Entre los aplausos y el “amen” de los asistentes el líder evangélico pronunció “Dios Bendiga Honduras” al concluir su participación en la ceremonia.
Por: Ledeny Zepeda

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *