Tegucigalpa – El Presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, manifestó este martes que sólo la educación podrá sacar al país adelante y reiteró su respaldo a la tercera reforma educativa que impulsa el presidente de la República, Juan Orlando Hernández.

El titular del Legislativo participó en la ceremonia de inauguración del año escolar 2014, celebrada en el Centro de Educación Básica Jorge J. Larach, de la colonia Montes de Sinaí, donde recalcó que la educación es una condición elemental para el desarrollo de un país.

“Pero en el país todavía de 100 hondureños, 13 no saben escribir, por eso el presidente Juan Orlando Hernández, dijo en su toma de posesión, vamos por la tercera reforma educativa y esa es la ruta a seguir”, declaró Oliva.

Señaló la necesidad de formar buenos maestros, dar incentivos salariales a los que asumen el compromiso de brindar una educación de calidad y formar una cultura educativa junto a los padres de familia y atraer inversión de alta tecnología.

Apuntó que con el cumplimiento de esos objetivos, se busca reducir a cero el analfabetismo en el país, así como otras transformaciones en los tres niveles educativos e iniciar con paso firme el desarrollo de Honduras.

Recordó que el ex presidente, Ricardo Maduro, inició la reforma educativa con la elaboración y puesta en funcionamiento el nuevo Currículo Nacional Básico, que significó el cambio en los contenidos educativos, adaptándolos a las nuevas realidades en el país.

Refirió que en el mandato del ex presidente Porfirio Lobo, se dio un enorme avance en la educación al lograr los 200 días de clase, el inicio de la evaluación de rendimiento académico y del desempeño de los docentes en todo el país.

Señaló que por iniciativa del ex mandatario Lobo y la presidencia de Juan Orlando Hernández en el Congreso Nacional, se aprobó el decreto que da vida a la Visión de País y Plan de Nación y donde se definen las grandes metas del desarrollo nacional.

En base a esa visión, se aprobaron leyes fundamentales para impulsar el desarrollo de la educación, tales como la Ley para el Fortalecimiento de la Educación Pública y la participación comunitaria en la mejora de la calidad educativa.

Sin embargo, acotó que es la Ley Fundamental de la Educación la que vino a dar un nuevo estatus a la educación nacional, que la coloca como un derecho humano y considera al educando como actor principal hacia donde deben orientarse las políticas educativas del país.

Además, se aprobó la Ley de Evaluación, Acreditación y Certificación de la Calidad Educativa, uno de los mejores instrumentos educativos de América y que pone al país en condiciones de impulsar una educación que genere profesionales capaces de competir en el mercado laboral e internacional.

Indicó que la mejora de la calidad educativa no se va a lograr en uno o dos gobiernos, pues es un objetivo de mediano y largo plazo cuyo cumplimiento es tarea de todas las instituciones públicas y privadas, organizaciones de sociedad civil y cooperación internacional.

En la ceremonia de apertura del año lectivo 2014, participó el presidente de la República Juan Orlando Hernández y la Primera Dama, Ana de Hernández; el empresario Emilio Larach; los ministros de Educación, Marlon Escoto y de Inclusión y Desarrollo Social, Lisandro Rosales.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *