“SÉ QUE SUENA DRAMÁTICO, PERO SIENTO QUE MI LIBERTAD ESTÁ DENTRO DE CUATRO PAREDES”

El Coronavirus tomó por sorpresa a la humanidad y cada aspecto de la vida diaria. Uno de los ámbitos más afectados es la educación y la salud mental de todos aquellos confinados. Han sido 114 largos días para toda la población; niños, jóvenes, adultos y ancianos. Sin embargo, es la juventud universitaria que ha sido tomada por sorpresa, cuando su preparación profesional se ha visto afectada drásticamente por esta Pandemia. ¿Qué pasa en la psiquis de estos estudiantes? Ángel Almendares, Alberto Murillo y Karla Polanco, son tres universitarios dispuestos a compartir sus experiencias.

Karla Polanco, estudiante de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), es una joven originaria de Tegucigalpa, que realiza su práctica profesional de la carrera de Trabajo Social, en el municipio de La Masica, Atlántida. Aproximadamente su estadía en este lugar ha sido de 3 meses y 20 días, los cuales han sido una montaña rusa de emociones.

Para un estudiante lejos de casa, un factor importante que puede afectar su salud mental es el hecho de no tener el sistema de apoyo al cual la mayoría estamos acostumbrados: nuestra familia.

“Ha sido muy difícil estar aquí, pero hablo a diario con mis papás y mi hermano, realmente estas situaciones me ayudan a ser independiente y a relacionarme de una mejor forma con las personas que me rodean”, mencionó con lágrimas en sus ojos. Nohemí Vindel, licenciada en psicología y docente de la Escuela de Ciencias Psicológicas de la Máxima Casa de Estudios.

Afirmó que uno de las principales emociones que pueden resurgir gracias al confinamiento son: estrés, ansiedad, frustración, tristeza, desesperanza, enojo, pensamientos suicidas, etc. “Como reaccionemos ante el confinamiento va a depender de los recursos a los cuales se aboque el estudiante, en este caso los recursos son aquellas circunstancias que lo rodean en las cuales él pueda apoyarse”.
Uno de los recursos más vitales es el recurso de una convivencia familiar saludable.

“He sentido un desbalance emocional…yo ya vivía solo, sin embargo, eran las actividades de recreación que me mantenían calmado. Me he adaptado a la dinámica del confinamiento, pero extraño la interacción, extraño a mi familia”, manifestó Ángel Almendares, universitario hondureño de 19 años que cursa su educación superior en México. Para un estudiante completamente solo, las posibilidades de entrar en una crisis emocional son más altas.

“Hay días en los que la tristeza me invade; en esos momentos apago mi celular por horas para poder lidiar con mis emociones…” A pesar de las dificultades Ángel se mantiene positivo y agradecido, tomando en cuenta que son pocas las personas que tienen la oportunidad de estudiar en el extranjero.

SI TUVIERA QUE DARME UN CONSEJO A MI MISMO SERÍA QUE TENGA PACIENCIA, ESPERANZA Y RESILIENCIA; LO MISMO PARA LOS DEMÁS”, COMENTA ALMENDARES.

CONSEJOS
Nohemí Vindel, docente de la UNAH, aconseja a todos los jóvenes que generen actividades nuevas de entretenimiento:

“El instalar rutinas es extremadamente importante para organizar la mente”, actividades como el ejercicio, la lectura, la cocina, etc, apuntó.

La docente universitaria también aconsejó pensar en todas aquellas cosas que siempre hemos querido hacer y aprender, pero no podíamos por la falta de tiempo. En cuanto a la educación virtual, la efectividad viene acompañada de la disciplina, afirma Vindel.

Agregó que, “No todo es malo, es una oportunidad para reforzar esas habilidades, a hacer agendas, organizarnos, responder compromisos”.

UNIVERSIDAD PÚBLICA y UNIVERSIDAD PRIVADA

Alberto Murillo, es uno de muchos de los estudiantes que le ha tocado recibir educación en línea en la era del COVID-19. El estudiante de Ceutec, nos informó que considera que hasta el momento no ha sentido tanto estrés a pesar del difícil momento que atraviesa el país y el mundo en general.

“Honestamente no he estado estresado, con mi familia tenemos buena relación entonces no nos estorba estar juntos, pero ciertas veces existe un poco de desesperación en el sentido de saber que no se puede salir y hacer cosas que a uno le gustaría, pero no siento estrés como tal”, destacó.

Para Alberto las clases virtuales no presentan una gran dificultad, sin embargo, hace una diferenciación entre ambas modalidades y afirma que la educación presencial es mucho más efectiva que la virtual.

Una de las dificultades más grandes que presenta la UNAH (siendo esta una universidad pública y por lo tanto llena de estudiantes de todos los estratos sociales), es el hecho de que son muchos los estudiantes cuyos recursos económicos no le permiten recibir las clases virtuales de la mejor manera posible. Son muchos los estudiantes de la UNAH que tienen que gastar semanalmente en paquetes de internet ya que no poseen ni red wi-fi, ni una computadora.

Actualmente se está viviendo una recesión global, de la cual Honduras no es inmune. “Son muchos los estudiantes que tienen que presenciar el despido de sus padres, cierre de negocios familiares, ambientes económicos difíciles e incómodos; todo esto contribuye a cómo un universitario esté sobrellevando una cuarentena”, afirma Nohemí Vindel.

Estudiar en una universidad privada o pública no es un factor definitivo para determinar el impacto emocional que conlleva un estudiante al ser confinado.

Cada familia, cada caso es único y por lo tanto, cada uno debe ser analizado.

A pesar de esto, en universidades públicas se encuentran la mayoría de casos en los cuales un estudiante enfrenta una mayor adversidad para realizar sus estudios en línea de la manera más efectiva; esta adversidad puede causar un impacto emocional extra.

UNAH TE ESCUCHA

Frente a la fuerte problemática dada a nivel nacional, y la falta de preparación del país en todo ámbito, surge la iniciativa por parte de la Escuela de Ciencias Psicológicas junto con otras instituciones de “UNAH Te Escucha”, una plataforma habilitada para todo aquel estudiante que presente dificultades emocionales y necesite ayuda profesional, 100 voluntarios trabajan en estas Consultas completamente gratis.

UNAH te escucha”, tiene implementado un sistema de chat psicológico en el cual cualquiera puede acceder a ayuda de más de 100 voluntarios profesionales en psicología. Dada la gran demanda, las respuestas por medio de la plataforma están habilitadas de 11am a 11pm. A lo largo de dos semanas ya hay más de 450 usuarios en la plataforma que están recibiendo una ayuda psicológica.

SI CONSIDERAS NECESITAS AYUDA, NO DUDES ABOCARTE AL ENLACE:
WWW.PSICOLOGÍA.UNAH.EDU.HN

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *