Tegucigalpa,12 de septiembre. La exministra de Salud, Roxana Araujo, sugirió que se deben habilitar clínicas del síndrome post COVID-19, para dar seguimiento a los pacientes que han vencido a la pandemia pues siempre quedan secuelas.

 
“Creo que es el momento oportuno para analizar el síndrome post COVID-19, de repente hemos estado muy metidos en la pandemia y tan afanados en la atención de los pacientes y en salvar su vida, que no hemos analizado que los que superaron el coronavirus allá por marzo a estas alturas pueden estar experimentando el síndrome post coronavirus”, comentó.
 
Explicó que “la enfermedad en sí tiene tres fases: la primera es el periodo de incubación o la pre sintomática que se extiende a unos 7 a 14 días a partir del contacto que se tuvo con una persona positiva o con una superficie contaminada y que después se llevó la mano a la boca, ojos o nariz”.
 
“En segundo lugar, está la fase sintomática que anda alrededor de 21 días, es decir, tenemos unas cuatro semanas con la duración de la enfermedad y luego viene el síndrome post COVID-19, cuyo primer estudio ya lo hizo Italia, que no es más que los síntomas que se experimentan después de haber padecido la enfermedad”, indicó.
 
*Estudio*
 
“El estudio, que se hizo en unos 143 pacientes refleja que hay un 60% de las personas que padecieron la enfermedad que pueden persistir por un periodo de dos o tres meses con alguna sintomatología de afección”, agregó.
 
“A esos pacientes se les dio seguimiento por un periodo de dos meses después de haber padecido la enfermedad, el 32% de las personas persistían con uno o dos síntomas y el 55% persistía con tres o más síntomas”, detalló la epidemióloga.
 
“De manera, se hace necesario en las ciudades de mayor concentración poblacional como el Distrito Central (DC) San Pedro Sula, Choluteca y Olancho, establecer las clínicas del síndrome post COVID-19, para darle seguimiento a los pacientes que sobreviven a la enfermedad, como ya se está haciendo en los países del primer mundo”, reiteró.
 
“Los síntomas que persisten después del COVID-19 son: el dolor de espalda, dolor de pecho, dolor de garganta, dolor de las articulaciones, adormecimiento de las manos, falta de aire, pánico o miedo, de acuerdo al estudio”, finalizó.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *