octubre 22, 2020

Houston (Texas, EEUU), 17 de octubre. El presidente Juan Orlando Hernández, en su visita a los Estados Unidos, instruyó mediante una reunión virtual a la embajada de Honduras en Washington y a los 14 consulados para que en medio de pandemia de covid-19 redoblen los esfuerzos para mejorar la atención y brinden orientación a los migrantes hondureños sobre cómo pueden aplicar a programas sociales y de financiamiento que contribuyan a mejorar la calidad de vida y a la reactivación económica del país.

El mandatario se hizo acompañar en la visita a Estados Unidos por la primera dama, Ana García de Hernández, y el canciller de la República, Lisandro Rosales.

Durante el encuentro virtual, el presidente Hernández abordó temas de migración, la pandemia de covid-19 y el flujo de remesas.

Oportunidades para migrantes hondureños

El gobernante enfatizó la importancia de que los migrantes hondureños conozcan el abanico de programas sociales y de financiamientos a los que pueden aplicar para que permitan mejorar las condiciones de empleo y vida de las familias que los reciben.

“Con los nuevos programas sociales y de financiamiento estamos creando nuevas oportunidades en Honduras para que la gente tenga oportunidad para no migrar”, puntualizó Hernández al cuerpo diplomático hondureño en EEUU.

El mandatario subrayó que pese a la emergencia mundial por la pandemia los hondureños que se encuentran en otros países, principalmente en los Estados Unidos y España, no han dejado de enviar remesas a sus familiares y más bien han crecido.

Sin embargo, ante los efectos dejados por la pandemia en la economía del país y la pérdida de empleo, Hernández remarcó que se abre una ventana de oportunidades para que mediante el crecimiento de las remesas “se puedan retomar los temas y programas de fomento y apoyo a las Mypimes, producción agrícola y cadenas alimenticias”.

Hernández manifestó la importancia de orientar y brindar educación financiera a las familias receptoras de divisas para que “le demos algo más productivo a ese dinero”.

“Los migrantes en Estados Unidos deben apoyar con sus familiares en Honduras”, refirió Hernández, en el sentido de que mediante el envío de remesas se debe generar mayor riqueza con proyectos de emprendedurismo que contribuyan a mejorar su calidad de vida.

Según un estudio del 2019 del Banco Central de Honduras (BCH), las familias receptoras de divisas destinan muy poco en ahorro e inversión y se estima que el 97 por ciento lo invierten principalmente en consumo, educación y salud.

Adicionalmente, al ser preguntados por la relevancia que tienen las remesas enviadas en el ingreso del hogar de destino, el 54.7% expresó que sus envíos son la principal fuente de recursos para el hogar beneficiario, con un promedio mensual remitido de 620.8 dólares, mientras que el 44.2% respondió que no es representativo para el ingreso familiar; en este segmento la media mensual es de 440.8 dólares. El 1.1% restante aseveró que desconoce el uso del dinero transferido.

Según los encuestados, los beneficiarios de dichos envíos se ubican especialmente en los departamentos de Cortés y Francisco Morazán, los que en conjunto aglutinan al 44.1% del total de receptores o beneficiarios; les siguen Atlántida (10.7%) y Yoro (9.7%); el 35.5% reside en el resto del territorio nacional, destacando departamentos como Olancho, Comayagua, Choluteca, Valle y El Paraíso.

Contribución de consulados

Según el presidente Hernández, “con el Banco Hondureño para la Producción y la Vivienda (Banhprovi) se implementan nuevos productos de vivienda, producción agrícola y apoyo a la mediana, pequeña empresa (Mipyme)”.

El titular del Ejecutivo destacó que se ha “lanzado con la banca en poco tiempo nuevos créditos; estamos facilitando al crédito en las áreas importantes: Mipymes, producción agrícola y cadenas alimenticias”.

Consideró que los consulados pueden desempeñar un papel de contribuir a los servicios de “licencias virtuales, asesorías de cómo conformar negocios digitalmente y virtualmente, acceso a mercados a través de Senprende”.

Señaló la importancia de las medidas adoptadas para mitigar los efectos de la pandemia; no obstante, advirtió de los daños: “El impacto económico es 5 veces más fuerte que el impacto que tuvo el país con el huracán Mitch”.

El canciller Lisandro Rosales dijo que “los funcionarios deben tener el compromiso para apoyar a nuestros connacionales”.

Reunión con científicos

El mandatario, tras su arribo a Houston, intercambió impresiones el pasado jueves con el médico y científico hondureño Miguel Sierra Hoffman y con el doctor Sidney Ontai, decano de la facultad de Family Practice de Texas A & M, dos autoridades en el tema de covid-19.

El doctor Sierra Hoffman es uno de los científicos hondureños que creó el tratamiento Catracho, el cual está permitiendo salvar muchas vidas de pacientes afectados por el covid-19 y cuya efectividad ha sido aceptada por la comunidad científica mundial.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *