Más de un centenar de periodistas y comunicadores sociales fueron víctimas de amenazas, persecución, atentados y agresiones, en los últimos 4 años (2010 – 2013), reveló hoy un informe divulgado por el estatal Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH).

Entre las víctimas figuran periodistas de El Heraldo, La Prensa, La Tribuna, Tiempo, Radio Globo, Radio América, HRN, Radio Cadena Voces, Canal 36, Globo TV, Radio Globo, Radio 1, Radio Progreso, la Voz de Occidente, Ten Canal 10, Televicentro, Proceso Digital, Hondudiario y NTN-24 entre otros.

Durante este período el CONADEH registró más de 20 atentados de cuales tres fueron contra medios de comunicación.

A lo anterior se suma que más de 50 periodistas y comunicadores sociales denunciaron ser victimas de persecución y amenazas.

También registró alrededor de 20 agresiones, incluida la de un propietario de medios de comunicación y presidente de una asociación de radiodifusoras y televisoras independientes de Honduras y el abandono del país de algunos periodistas para salvaguardar su vida.

El documento establece que en las diferentes delegaciones del CONADEH, a nivel nacional, fueron atendidas muchas de las denuncias de periodistas y comunicadores sociales, víctimas de atentados, agresiones y amenazas.

La labor del CONADEH es orientarlos, protegerlos y mantenerlos firmes en su labor, dijo el titular del organismo humanitario, Ramón Custodio.

El ombudsman hondureño destacó que la denuncia de la arbitrariedad y de la impunidad, es la cuota con que los periodistas y los medios de comunicación han aportado y aportan al proyecto social hondureño.

Expresó que esta lucha contra la impunidad y contra la perpetuación de las arbitrariedades no ha sido fácil ni para los periodistas ni para los medios de comunicación.

Recordó que en los últimos años, esta labor ha tratado de ser silenciada y obstaculizada con variadas acciones contra las libertades de expresión y de información que van desde querellas en los tribunales, agresiones, amenazas a muerte, atentados y hasta la perdida de la vida.

Indicó que, en Honduras, el ejercicio periodístico ejercido en forma ética, responsable e independiente, se ha convertido en una profesión de alto riesgo para quienes la ejercen, ya que se pone en peligro la vida de periodistas y sus familiares.

El peligro aumenta, según Custodio, cuando periodistas y medios de comunicación dan cobertura y denuncian problemas como el crimen organizado, el narcotráfico, violaciones a los derechos humanos y los actos de corrupción gubernamental.

Esta violencia que ahora alcanza a los medios de comunicación y a los periodistas, se constituye en una franca amenaza a la libertad de pensamiento y de expresión, ya que se atenta contra el derecho a la vida, al trabajo, a la libre emisión del pensamiento y al derecho de informar libremente, advirtió el defensor de los derechos humanos.

7 atentados contra igual número de periodistas y comunicadores sociales

En el 2013, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos registró 7 atentados en los que perdieron la vida, la hija de un periodista y un técnico en reparación de radios, además, resultaron heridos dos periodistas y un locutor a quien los agresores le infirieron varios disparos mientras se encontraba en la cabina de la radio donde labora.

El informe establece que entre las víctimas de atentados figuran Fidelina Sandoval, José Ramón Maldonado, Antonio Quintero, Virgilio Núñez, Nery Adalberto Recarte, el locutor José Corea y una periodista que labora para una revista en San Pedro Sula.
El 17 de octubre, el CONADEH registró el caso José Corea, un joven locutor de Radio Stereo Palma de Tocoa, Colón, que resultó herido de varios impactos de bala luego de un atentado perpetrado por desconocidos que ingresaron a la cabina de la radio cuando la víctima se encontraba en la transmisión de un programa de música ranchera a eso de la 1:00 de la tarde.

El 11 de noviembre, también se reportó el caso de Nery Recarte, periodista y propietario de Canal 34 y radio la Popularísima, ubicadas en Siguatepeque, Comayagua, que denunció ante el CONADEH, el atentado del que fue objeto a eso de las 6:10 de la tarde, por sujetos desconocidos.

Relató que los supuestos sicarios le dispararon al vehículo un disparo en la ventanilla del conductor y otro en la ventanilla posterior, tres disparos más impactaron en la pared frontal del edificio donde funcionan ambos medios de comunicación. El CONADEH puso en conocimiento del hecho a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos organismo al que le solicitó medidas cautelares a favor del periodista.
El informe también subraya que de las víctimas, 2 laboran en radio, 2 en televisión, 1 combina sus funciones en radio y televisión, 1 trabaja para una revista, mientras que hay un periodista que se desconoce donde presta sus servicios.

Otro de los hallazgos del informe es que 4 atentados fueron cometidos cuando la víctima se encontraba en el interior de un vehículo, 2 en las instalaciones del medio de comunicación donde laboran y 1 en la calle.

3 atentados tuvieron como escenario Tegucigalpa, Francisco Morazán; 1 en San Pedro Sula, Cortés; 1 en La Ceiba, Atlántida; 1 en Tocoa, Colón, y; 1 en Siguatepeque, Comayagua.

En 6 casos, los responsables del atentado fueron reportados como desconocidos mientras que en uno fue capturado el conductor de un taxi, luego de ser identificado por una de las víctimas.

Periodistas y comunicadores sociales víctimas de agresión

El CONADEH también registró en el 2013, la agresión de la que fue objeto un propietario de medios de comunicación, un camarógrafo, un presentador de noticias, dos fotógrafos, un reportero de televisión.

Entre las víctimas de agresión figuran el camarógrafo Juan Carlos Cabrera; el presentador de noticias Joel Coca -quien tuvo que emigrar del país para salvaguardar su vida-, el fotógrafo de la agencia internacional de noticias Reuter, Jorge Cabrera; la reportera gráfica de La Tribuna, Amalia Rivera, el reportero de Maya – TV, Erick Mairena y la trabajadora y una pariente del periodista Ariel D’ Vicente.

El 5 de mayo, el presidente de la Asociación de Radio y Televisión Independiente de Honduras (ARTIH), Javier Elias Chaín denunció ante el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos que fue agredido físicamente por 3 sujetos desconocidos, a eso de las 4:00 de la tarde, cuando se dirigía de la radio de su propiedad a comprar un refresco.

Chaín, un fuerte opositor a la “Ley Mordaza” que pretendía aprobar el gobierno del presidente Porfirio Lobo, luego de ser salvajemente golpeado, uno de los agresores le advirtió “esto es para que te calles, la próxima vez te vamos a quebrar”.

El informe establece que en uno de los casos los denunciados son miembros de la policía, en dos casos los agresores fueron miembros de la guardia de seguridad del Hospital Escuela, en un caso un médico, mientras que en tres casos eran personas desconocidas.
De los 7 casos de agresión, 2 se registraron en el departamento de Cortés – uno en Chamelecón y otro en Puerto Cortés; 4 en Tegucigalpa, Francisco Morazán; y uno en Choluteca.

12 casos de persecución y amenazas

El informe del CONADEH hace referencia a una docena de casos de persecución y amenazas contra periodistas y comunicadores sociales la mayoría de los cuales trabajan en televisión y en medios escritos.

Entre las víctimas de amenazas figuran el periodista Renato Alvarez, Edgardo Escoto, Edgardo Castro y Rigoberto Mendoza, entre otros.

En la lista figura también el caso del periodista Adolfo Hernández, que denunció públicamente que por influencias de un político, a quien denunció por corrupto, le fue cancelado su programa “No se Deje” que se transmitía en un canal de televisión.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *