Tegucigalpa. El empresario y agro exportador Emilio Medina, consideró que los daños que presentan las fincas cafetaleras como consecuencia de la depresión tropical Eta son hasta cierto punto normales.

 
Eta abandonó el país dejando en su trayectoria, muerte, destrucción, damnificados, cuantiosas pérdidas en el agro y en la estructura vial que incluiría unos 21 puentes destruidos y unas 100 carreteras dañadas.

Mientras tanto, el gobierno empezó un plan de reconstrucción nacional con un aporte inicial de 1,200 millones de lempiras destinados a la infraestructura vial.      
 
En ese sentido, Medina afirmó que “el café es el rubro que más divisas y empleos genera al país, y puedo decir basado en mi propia investigación que he hecho en la última semana en 18 puntos de venta, que las fincas han sufrido daños, pero yo los llamaría hasta cierto normales”.
 
*Cultivos*
 
“No puedo decir que son pérdidas millonarias en el café como los experimentados en otros cultivos como la caña de azúcar, banano y palma africana”, comentó.
 
“Pero nuestra mayor preocupación está en las vías de comunicación que nos pueden causar un verdadero problema a la hora de la cosecha”, advirtió.
 
“En ese sentido, le hago un llamado muy enérgico al gobierno para que por favor le dé prioridad a las carreteras internas y accesos a las fincas, pues no se pueden cuantificar las poblaciones cafeteras que en este momento están incomunicadas”, subrayó el dirigente.
 
 “Si la tal depresión Eta no nos dañó, gracias a Dios, pero lo que si nos puede afectar es no poder sacar la cosecha desde el interior del país, hasta los puertos de exportación”, según Medina.
 
“Tengo entendido que el Congreso Nacional aprobó una partida de 50 millones de lempiras, para reparar las carreteras, pero hasta el momento no nos ha llegado la información oficial”, afirmó.
 
“Confiamos que esos recursos lleguen a las zonas cafetaleras muy pronto y que no se vayan a quedar en otros sectores, el beneficio es para todo el país ya que todas las zonas cafetaleras estamos en emergencia, pero no por Eta sino por las vías de comunicación”, finalizó.
 

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *