Tegucigalpa. Esta mañana la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores fue testigo en la entrega de 20, mil dólares por parte de Taiwán a la Fundación Cristiana de Asistencia a Quemados (CRISAQ) para la adquisición de tela compresiva para mallas.

Este importante donativo será de mucha ayuda para la continuidad del tratamiento con mallas compresivas y ortesis para los pacientes de la fundación.

Apoyando el proyecto “Mallas para seguir rehabilitando vidas” la embajada de China Taiwán garantiza que se continúe desarrollando la actividad de confeccionar y proporcionar ortesis (mallas, férulas y máscaras) para el tratamiento de pacientes sobrevivientes de quemaduras, beneficiando así a los hondureños que lo necesitan como parte de su proceso de tratamiento y rehabilitación física, para poder reincorporarse a su vida familiar, social y laboral.

Estas mallas compresivas son fundamentales para el tratamiento integral de los pacientes que han sufrido lesiones graves por quemaduras, por lo que son utilizadas para proporcionar refuerzo en la prevención y el tratamiento de las cicatrices hipertróficas por quemaduras y pueden limitar la capacidad de funcionamiento del paciente, así como afectar su imagen corporal.

La Fundación Cristiana de Asistencia a Quemados (CRISAQ) sin fines de lucro y brinda atención integral gratuita a niños y adultos que han sido afectados por lesiones por quemaduras, y durante 11 años han atendido, con dedicación, compromiso y amor a los pacientes.

Flores dijo, en nombre del pueblo hondureño agradecemos al amigo país de Taiwán por su compromiso con el pueblo hondureño, gracias por estar siempre presente para darnos esa mano amiga.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *