San Pedro Sula. La construcción de las represas El Tablón, Jicatuyo y Los Llanitos son prioridad nacional, afirmó hoy el presidente Juan Orlando Hernández en el programa En La Mira que transmite Canal 6 de San Pedro Sula.

Luego de los daños que dejaron las tormentas tropicales Eta y Iota, el Gobierno del presidente Hernández está impulsando la construcción de estos importantes proyectos que tienen como objetivo minimizar las inundaciones en el Valle de Sula y zonas vulnerables.

En una reunión de trabajo, el mandatario recibió este viernes el respaldo del Consejo Regional de Desarrollo del Valle de Sula para la ejecución de esos proyectos.

El jueves, autoridades del Gobierno central y dicho Consejo, integrado por representantes del sector maquilador, productor, agrícola, educación y alcaldes, firmaron un importante compromiso para la construcción de las represas.

Impulso a represas

“El Valle de Sula representa una inundación jamás vista, diría yo quizás en el continente; esta mañana estuve en la zona de El Calán, Villanueva, y les dije a la gente de que no están solos, poder conversar con ellos y sentir su dolor, su desesperanza, pero al mismo tiempo diciéndoles que ánimo y que vamos a salir adelante”, dijo Hernández.

“Y ahora estuvimos hablando con la gente del Valle de Sula, de la región, para llevarnos el compromiso de declarar prioridad uno, como proyectos estratégicos nacionales, las represas de El Tablón, Jicatuyo, El Tornillito y Los Llanitos”, subrayó Hernández.

“Espero que esto ocurra en las otras regiones del país, porque esa (la construcción de represas) es una de las mejores formas de controlar inundación y de tener agua disponible durante el verano para riego y consumo humano”, explicó Hernández.

El jefe de Estado recordó que “la oportunidad que nos da a los hondureños esta petición de declarar proyectos prioridad nacional es para que no sigamos con aquel debate estéril, porque mucha gente se opone a las represas, mucha gente no quiere reubicarse, que es el caso de El Tablón, y por eso se detuvo”.

“Pero hoy yo lo puedo decir, y por eso puse el ministro de Finanzas (Marco Midence) en la reunión en video y también al encargado de la junta interventora de Invest-H, que son los que administran el fideicomiso de infraestructura, para que digan la disponibilidad de los recursos para El Tablón y también para iniciar las obras de rehabilitación que en este momento son urgentes aquí en el Valle de Sula”, indicó.

Más daños

El presidente Hernández desglosó que las tormentas tropicales dejaron daños terribles en el Valle de Sula, como “48 puentes totalmente destruidos, alrededor de 40 que están dañados y que una vez que los ingenieros lo revisen nos van a decir si sirven o no, y una enorme cantidad de derrumbes que poco a poco hemos ido limpiando sobre la marcha”.

Asimismo, Hernández envió un mensaje de solidaridad a los cafetaleros, de “los cuales el país depende el 5% (del producto interno bruto) y no podemos dejar solos a los cafetaleros. Son 1.000 millones de dólares que no tenemos que van ingresar a la economía y entonces se necesita rehabilitar esos pasos carreteros” a las zonas productoras.

Exteriorizó que ha conversado con la coordinadora residente del Sistema de las Naciones Unidas en Honduras, Alice Harding Shackelford, para darle prioridad a las zonas afectadas del Valle de Sula.

“Sabemos que la tragedia es de inundación, pero también es de mucho deslave y destrucción de viviendas; comunidades enteras se perdieron y tenemos que asistirlos a ellos también”, expuso el mandatario.

Concientizar a la población

El titular del Ejecutivo señaló que ante los desastres que causaron en el país los ciclones Eta y Iota se debe concientizar a la población para no construir viviendas ni implementar cultivos en las riberas de los ríos, y exhortó a instalar comités municipales para atender emergencias.

“Nosotros tenemos que aprender de esta lección. Si la autoridad llama y dice ‘hay que instalar los comités municipales de emergencia y comités locales de emergencia’ y que la gente sepa que la alerta está, significa que usted va a hacer tal cosa, hay que hacerlo. Afortunadamente durante Iota la gente fue muy disciplinada; si no, tuviéramos centenares de miles de personas (fallecidas)”, apostilló Hernández.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *