Tegucigalpa.- Los enfermos renales de los Hospitales Públicos del país se quedarían sin su tratamiento a partir del próximo lunes si las autoridades de la Secretaria de Salud no cancelan la deuda que tiene pendiente con las empresas proveedoras de los insumos.

El representante de los enfermos Renales de Honduras Edwin Lemus, manifestó que las autoridades de la Secretaria de Salud les manifestaron que están trabajando para lograr hacer efectivo el pago a las empresas que prestan el servicio de hemodiálisis para los enfermos renales.

“Todavía no vemos algo tangible, esperamos que el día de mañana ya la solución al conflicto este hecha una realidad, para que mas de mil 800 pacientes a nivel nacional tengan su tratamiento como es debido” señaló.

Lemus dijo que las empresas que brindan atención a los pacientes renales dieron un ultimátum a las autoridades de salud para que puedan cancelar la deuda el día de hoy, sino ellos estarán procediendo a quitar una sesión de las tres que se les programa a un paciente, “lo que sería fatal”.

El entrevistado aseguró que estos son pacientes con insuficiencia crónica, que requieren el tratamiento de tres sesiones de hemodiálisis, por lo que si los proveedores toman la decisión de suspender el servicio de una sesión, se afectaría a más de 2 mil pacientes a lo largo y ancho del país.

Por: Edwin Ordóñez

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *