Tegucigalpa. Este día arribaron al país seis mil dosis de la vacuna Sputnik V, del fabricante Gamaleya, dosis que serán aplicadas a los trabajadores de salud públicos y no públicos.

La vacuna será distribuida a las regiones priorizadas el próximo 20 de abril, considerando que previamente debe realizarse la capacitación del personal de los almacenes de biológicos regionales, ya que la vacuna requiere temperatura de congelación de -18 grados centígrados o menos.

El gobierno de Honduras ha realizado negociaciones con el Instituto de Investigación Gamaleya; Ministerio de Salud de la Federación de Rusia, para la adquisición por compra bilateral de la vacuna contra la COVID-19, Sputnik V.

El pasado miércoles fuimos notificados que el país, recibiría una primera entrega de 6,000 dosis, de las cuales 3000 serán aplicadas en esta tercera campaña y reservándose 3000 dosis para aplicación de la segunda al personal de salud, dijo la ministra de Salud, Alba Consuelo Flores.

La vacuna está llegando al aeropuerto Ramón Villeda Morales, de Cortés en un vuelo comercial de DHL y luego será trasladada al Almacén Nacional de Biológicos de la capital en un vehículo refrigerado, estimándose hora de llegada a Tegucigalpa a las 5:30 de la tarde.

Estas dosis se aplicarán a los trabajadores de salud pendientes en tres regiones sanitarias priorizadas: Olancho (trabajadores de salud públicos priorizando hospital Hermano Pedro), Distrito Central y San Pedro Sula (trabajadores de salud públicos y no públicos), las que tienen alta tasa de incidencia, mortalidad y letalidad.

La vacunación se iniciará una semana después del recibo de la vacuna, ya que se requiere asegurar la capacitación del personal vacunador, dada las características de manejo de cadena de frío de esta vacuna, además, se requiere coordinar, calendarizar fecha, hora e informar a los establecimientos de salud no públicos.

El esquema de vacunación es de dos dosis, la primera al primer contacto y la segunda 21 días después de la primera dosis.

La vacuna Sputnik V tiene una eficacia de 91.6 por ciento, 14 días después de la segunda dosis, siendo la eficacia estimada después de la primera dosis de 73 por ciento.

Las personas que presentan algunas condiciones de salud específicas, como enfermedades autoinmunes e inmunosupresión requieren de prescripción del médico tratante para ser vacunado.

Esta vacuna como otras del esquema nacional, tiene entre las reacciones adversas más frecuentes: dolor, enrojecimiento, inflamación en el sitio de aplicación, escalofríos, fiebre, malestar general y dolor de cabeza, las cuales son de corta duración.

Related Posts

  1. Suyapa Rubio says:

    Considero que tanto privados como públicos arriesgan la vida, pero deberían darle prioridad a los públicos ya que reciben mayor cantidad de personas y por ende la carga viral es mayor y esto conlleva a un alto porcentaje de riesgo. Aparte ellos son quienes están rescatando a la población más necesitada que representa el mayor porcentaje de personas en el país.

  2. Francis Juanez says:

    Es una noticia buena ya que son médicos de primera línea que son los que están con los pacientes con Covid-19 pero también al personal que labora en los hospitales también deben de hacerlo porque también están ellos espuestos ante este virus.

  3. Ruth Saraí Valle Umaña says:

    Pienso que tanto los médicos públicos como los privados están propensos a contraer el virus, pero son los del sector público a los que se les debe dar un poco más de preferencia, ellos son los que atienden un índice mayor de pobladores, pues se trata de la población más necesitada, aquella que no tiene el suficiente dinero para asistir a un centro médico privado, es por eso que ellos estarían más expuestos a la Covid 19.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *