San Pedro Sula. La Comisión para el Control de Inundaciones en el Valle de Sula (CCIVS) supervisó este domingo el avance en las obras de rehabilitación de los bordos en los bajos de Baracoa (Cortés), que fueron afectados por el desbordamiento de los ríos Ulúa y Chamelecón durante el paso de las tormentas Eta y Iota.

Dicho proyecto tiene como propósito proteger los bienes materiales y salvaguardar la vida de los pobladores en esta zona, así como la producción de caña de azúcar, palma africana y otros rubros agrícolas.

El ministro de Gobernación, Justicia y Descentralización y titular de la CCIVS, Leonel Ayala, aseguró que las empresas contratadas para la ejecución de estos proyectos se comprometieron a extender sus jornadas de trabajo con el fin de avanzar más aceleradamente.

El funcionario agregó que “se trabaja con transparencia y rendición de cuentas; por eso se sostienen reuniones periódicas con los líderes comunales y agroproductores, para que sean veedores de estos procesos”.

Seguridad para la comunidad

El encargado de las obras en el lugar, Giovanni Carbajal, mencionó que “se lleva un avance bastante bueno; estamos moviendo el bordo y reconstruyendo uno nuevo. Contamos con que la otra semana estos tramos estén terminados”.

Para acelerar estos trabajos, dijo Carbajal, se cuenta con tres excavadoras y tres tractores, además de compactadoras y otra maquinaria.

“La comunidad está muy contenta al vernos trabajar; se sienten seguros y aliviados. Incluso HonduCaribe ha colaborado para que se puedan usar las áreas que se necesitan para la construcción del bordo”, ya que aquí se está construyendo un nuevo tramo que pasa por las tierras de dicha empresa de palma africana, agregó.

José Luis Bonilla, poblador de la zona, dijo sentirse aliviado al ver las máquinas trabajar y apuntó que “eso quiere decir que están haciendo algo para protegernos”.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *