Joe Biden ha firmado este viernes un memorando para destinar 46 millones de dólares del Fondo de Emergencia para Refugiados y Asistencia Migratoria de Estados Unidos a las necesidades migratorias “urgentes e inesperadas”.

La Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de EE.UU. planea hacer contribuciones con parte de esta suma a organizaciones internacionales para atender “las necesidades humanitarias de refugiados y migrantes vulnerables en Centroamérica y terceros países de la región”.

Asimismo, Biden autorizó que el decreto sea presentado ante el Congreso y se publique en el Registro Federal.

El aumento del flujo de migrantes centroamericanos que cruzan ilegalmente la frontera sur de EE.UU. con México es una de las crisis más graves que afronta la actual Administración de la Casa Blanca. La vicepresidenta de EE.UU., Kamala Harris, incluso llegó a pedir a los migrantes directamente que “no vengan” a su país, cuando realizó una visita a Guatemala este lunes.

Harris recibió fuertes críticas de algunos legisladores latinos por decirles a potenciales migrantes que serían rechazados en la frontera estadounidense con México. “EE.UU. ha sido durante mucho tiempo un faro de esperanza, oportunidad y seguridad para quienes buscan escapar de la violencia, la pobreza extrema y la persecución política”, replicaron los congresistas californianos en el comunicado. “Buscar asilo en Estados Unidos no solo es legal, sino una cuestión de vida o muerte para muchos”, añadieron.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *