Tegucigalpa. Autoridades de la Secretaría de Estado en el Despacho de Derechos Humanos (SEDH), hicieron un llamado a la población a no asumir la justicia por sus manos y a su vez reconocieron rasgos xenofóbicos en el asesinato del ciudadano italiano Giorgio Scanu, provocado por un grupo de supuestos pobladores, hecho ocurrido en el municipio de Santa Ana de Yusguare, Choluteca, en el sur del país.

“Queremos resaltar y recalcar desde la Secretaria de Derechos Humanos que hay rasgos xenofóbicos en este hecho particular que literalmente significa el rechazo al extranjero, debemos recordar que miles de hondureños residen en el exterior y no nos gustaría que se replicaran estas acciones en contra de ellos” dijo Rosa Seaman, Viceministra de Protección de la SEDH.

Manifestó que nadie puede privar arbitrariamente de la vida a otra persona, en ese sentido “Si el señor Giorgio Scanu hubiese resultado sospechoso de la muerte del señor Juan de Dios Flores, lo correcto es que las autoridades competentes realizaran las investigaciones, presentaran el requerimiento fiscal y finalmente sancionarlo de acuerdo a las pruebas que hubieran determinado su responsabilidad en el hecho”.

La funcionaria lamentó los hechos en las que dos personas perdieron la vida de forma violenta y recordó que el derecho a la vida es un derecho protegido por la Constitución de la República y por las convenciones internacionales de derechos humanos, como la Convención Americana y el Pacto Internacional de los Derechos Civiles y Políticos.

Reiteró que la xenofobia no puede estar en la mente de los hondureños, acción que incita al odio y genera violencia.

Related Posts

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *