febrero 26, 2020

Tegucigalpa. El presidente de la República, Juan Orlando Hernández, el alcalde del Distrito Central (DC), Nasry “Tito” Asfura, y ejecutivos del Banco Mundial (BM), realizaron el lanzamiento del Proyecto para el Fortalecimiento del Servicio de Agua Potable en Tegucigalpa, con el objetivo de aumentar la eficiencia y confiabilidad de los servicios del recurso hídrico en áreas seleccionadas de la capital.

Durante el evento desarrollado en Casa Presidencial, se abordó el mecanismo que se utilizará para apoyar la transferencia de las operaciones de abastecimiento de agua y saneamiento, desde el Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) a la Unidad Municipal de Agua Potable y Saneamiento (UMAPS), conforme al proceso de municipalización establecido en el decreto 118-2003, de la Ley Marco del Sector Agua Potable y Saneamiento.

Lo anterior, con apoyo de un préstamo del BM, por un monto de 50 millones de dólares, de los cuales una parte será destinada al pago del pasivo laboral del SANAA y otra para mejorar las tres plantas potabilizadoras del DC, en este caso Los Laureles, La Concepción y El Picacho, en favor de los habitantes del municipio y con la finalidad de garantizarles un servicio eficiente.

Asimismo, se trataron temas sobre la mejora en la capacidad de producción del vital líquido, la gestión y asistencia técnica del proyecto mencionado y la respuesta de emergencia de contingencias, misma que financiará actividades y gastos emergentes a través de la reasignación de fondos, si fuera necesario.

El alcalde Asfura recordó que la última represa para Tegucigalpa y Comayagüela se construyó hace unos treinta años, y en esa misma cantidad de tiempo la población de la ciudad se ha triplicado, por lo que para este próximo marzo se tendrá la primera licitación para la edificación de un nuevo embalse y, para abril y mayo, de la segunda y tercera respectivamente, con las que se buscará captar mayores cantidades de agua y mejorar la distribución en las ciudades gemelas.

Por otra parte, amplió que la Corporación Municipal que preside, mediante un contrato por 18 meses con la empresa Hidalgo e Hidalgo Honduras (HeH), ha detectado y reparado más de 300 fugas de agua en la ciudad; además, se han rehabilitado más de 430 kilómetros de tubería de alcantarillado.

Además, se realizará el cambio de válvulas que pasarán de los actuales cierres manuales a procesos eficientes y tecnológicos, por medio de computadoras instaladas en una oficina de comando.

Entre otras de las obras ejecutadas el año anterior, mencionó la reparación de la cortina inflable de la represa Los Laureles, logrando la captación adicional de unos tres millones de metros cúbicos del elemento, mientras que el sistema de trasvase permitió el traslado de alrededor de un millón de metros cúbicos del recurso hídrico al embalse La Concepción.

En ese sentido, sostuvo que todo lo anterior, como medidas para cuidar el agua y generar una reducción en las pérdidas existentes, pues solo se factura cerca de 47 de los 84 millones de metros cúbicos que se producen en el municipio.

Cabe resaltar que, con la municipalización del agua en el DC, la comuna capitalina trabaja en mejorar las condiciones del servicio para atender a los pobladores que más lo necesitan, proceso que en ninguno de sus componentes supone algún tipo de privatización.

La mesa de honor durante el acto de lanzamiento del Proyecto para el Fortalecimiento del Servicio de Agua Potable en Tegucigalpa, estuvo conformada por el presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, el edil Asfura, la directora para Centroamérica del BM, Seynabou Sakho, y la directora de Desarrollo Sostenible para América Latina y el Caribe de esa organización multinacional de asistencia financiera y técnica, Anna Wellenstein.

Related Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *